Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

Se alistó el juicio en contra de un hombre acusado por cinco delitos sexuales. La Fiscalía pide que purgue 53 años de reclusión, mientras que la parte querellante solicita 75 años de presidio por las agravantes de parentesco y confianza. (El Pinguino)

Se preparó el juicio en contra de un hombre que habría abusado y violado reiteradamente a dos nietas. El caso será resuelto por el Tribunal Oral en lo Penal de Punta Arenas, cuyos jueces pueden imponerle hasta 75 años de cárcel por cinco delitos sexuales.

Según la acusación, el imputado perpetró los ataques respecto a una de las víctimas entre 2018 y 2021, cuando la niña –que tenía 11 años– quedaba bajo el cuidado de su abuelo.

Presuntamente, el imputado simulaba juegos para realizar tocamientos en zona genital de la niña. En otras ocasiones habría forzado a la niña a practicarle sexo oral y rozado sus genitales en la zona íntima de la menor. Según el Ministerio Público, el sujeto la violó reiteradamente e incluso le exhibió material pornográfico.

Una de las últimas agresiones habría ocurrido en mayo de 2021. Presuntamente, el imputado llevó a la menor hasta un sitio eriazo en prolongación Santos Mardones, donde procedió a violarla.

“Todas esas conductas provocaron afectación y miedo (en la víctima), quien agobiada por tales sentimientos decidió develar todo a su abuela materna”, dice la acusación.

La otra nieta habría sido atacada entre 2017 y 2019, desde que tenía ocho años. El imputado habría iniciado con tocamientos en su zona corporal y genital, pero las conductas fueron progresando en gravedad hasta accederla carnalmente de manera reiterada.

Preparación

La Fiscalía acusa al imputado por cinco delitos. Solicitan que cumpla dos penas de 15 años de cárcel por violación impropia; dos penas de 10 años de presidio por abuso sexual con contacto corporal; y tres años de reclusión por abuso sexual sin contacto.

La parte querellante –asumida por el Programa Mi Abogado– pide una sanción aún más severa. Invocan las agravantes de perpetrar los ilícitos en una relación de parentesco y confianza, por lo que solicitan 75 años de cárcel.

La prueba incorporada por la Fiscalía para el juicio está compuesta por funcionarios de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales (Brisex) de la PDI, funcionarios del Servicio de Salud de Magallanes y miembros del grupo familiar del acusado, entre otros testigos.

Ahora, el Juzgado de Garantía debe confeccionar el auto de apertura para que el tribunal oral conozca de la causa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.