Portada » Mujeres Empoderadas: Cuando la vocación se traduce en servicio educativo y un lazo fraternal con los estudiantes

Mujeres Empoderadas: Cuando la vocación se traduce en servicio educativo y un lazo fraternal con los estudiantes

En la columna “Mujeres empoderadas”, del programa “La mañana de la 830”, que se emite por LU14 Radio Provincia de Santa Cruz Inés Martin, directora general de Educación Rural del Consejo Provincial de Educación, compartió sus vivencias como Maestra Rural y lo cosechado a lo largo de su carrera profesional y en su actual rol de gestión educativa.

En primer lugar, valoró la existencia de LU14, “una radio que nos acompaña desde que nacimos como Provincia y sobre todo en este lugar que yo estoy ocupando en estos momentos, que es la Dirección General de la modalidad de Educación Rural; un lugar donde la radio cobra un papel importantísimo para nosotros porque es un medio de comunicación, que pese a todos los avances de la tecnología, aún continúa acompañándonos; entonces me es muy grato ser entrevistada y además recordar viejos tiempos, cuando vivía en la ruralidad y la radio era una gran compañía”.

Recientemente, se celebró el Día de la Maestra y el Maestro. En este contexto, la charla con Inés Martín se encauzó hacia la dimensión del rol que cumplen lxs docentes en los contextos rurales.

En este sentido, señaló que en Santa Cruz “tenemos varios contextos dentro de la modalidad de Educación Rural, como lo son las escuelas rurales, las encontramos insertas en parajes como Bella Vista o en estancias como Glencross y Cóndor, o en pequeñas localidades como lo son Fitz Roy, Jaramillo o Lago Posadas; y la escuela cumple un rol social muy importante dentro de cada lugar”.

En torno al contexto educativo rural en el que se encuentran cada una de las escuelas rurales, “allí adentro tenemos a los grandes maestros y maestras de nuestras escuelas, y forman un gran potencial dentro de cada lugar porque son el centro social más importante del mismo; y además, el maestro rural es muy querido, entrañable; y por la tarea que realiza, uno va a veces a una escuela rural que está ubicada en un paraje, en una estancia, y la maestra, el maestro lo es todo”.

La Directora General de Educación Rural se refirió a la tarea que llevan adelante los educadores en la ruralidad: “No es solamente ir a la escuela y trabajar, nuestras escuelas rurales en la Provincia de Santa Cruz trabajan con doble jornada; los niños y los adolescentes, porque también tenemos el Colegio Secundario Itinerante, están por la mañana y por la tarde, transitan todo el día allí en la escuela; y en su mayoría a quien empoderamos es a las mujeres porque somos las que más elegimos esa profesión, la de ser maestra, de ser la segunda mamá de cada uno de los niños, de las niñas, los adolescentes y jóvenes”.

“Los chicos en ese transitar diario les toman un cariño tan grande a los maestros, dentro de la ruralidad se forma como una familia. La escuela rural cumple un rol tan importante y se pondera tanto el rol de la maestra dentro de cada lugar, porque no solamente es la maestra que enseña, es la que aconseja, que cobija, que va a sanar una lastimadura, una caída, un día triste que tenga el alumno, y cuántas cosas por las cuales pasan a veces nuestros niños, niñas y niñes”, manifestó.

Martin valoró la docencia como “una profesión maravillosa, lxs maestrxs somos la base para todos los que transitamos (el sistema educativo) hasta llegar a la adultez, porque pasando por nosotros se forman esos hombres y mujeres de bien que serán el día de mañana”.

Sobre el lazo que establece la o el docente de Educación Rural, recordó el caso de una postergación del festejo de una estudiante por cumpleaños número 15 esperando que vuelva un profesor de su colegio, que había sido trasladado a Río Gallegos por un tema de salud, “y esto le pasa a todos lxs maestrxs”, indicó Martin. Con la presencialidad, “teníamos que frenar a los chicos porque después de tanto tiempo de distanciamiento, ellos querían llegar y abrazar a su ‘Seño’, y uno tuvo que mantener la distancia, por protocolo”, añadió.

“El empoderamiento de la mujer, en el rol como docente, se ve porque creo que mayoritariamente son mujeres tanto profesoras como maestras; de bien, digo yo, porque son quienes nos llevan de la mano desde tan pequeños, desde los tres años cuando iniciamos el Jardín de Infantes y nos acompañan hasta los dieciocho con los que terminamos el secundario. El rol de la mujer en estas sociedades rurales cumple una función muy importante”.

Recordando los años en que fue maestra rural, Inés Martín comentó que se relacionaba con las familias de los alumnos, “familias muy tradicionales, con la idea de que la mujer termine la Primaria, y que después aprenda a cocinar, a hacer los quehaceres de la casa o a coser; entonces  hablaba con esos papás y les decía que las chicas tenían que seguir estudiando —y en ese entonces tampoco teníamos el secundario en el contexto rural—, me respondían “para qué seguir estudiando”; miro hacia atrás y veo a alumnas que han vivido toda su vida en el campo, junto a su familia, ser hoy profesionales y a mí esto me llena el alma y el corazón, verlos profesionales a todos”.

Algunos de sus alumnos siguieron la docencia, y en la actualidad siendo Directora General le siguen enviando “mensajes para el día del maestro y hoy ya somos colegas”, reconoció con emoción. “A las directoras de hoy les pasa lo mismo, una deja huella en el corazón de los alumnos”.

Por estos días, “en las escuelas rurales de zona sur, recordamos y homenajeamos en la Escuela de Cóndor, a una maestra que partió este año producto de un infarto; y además, en cada escuela, representando nuestro paso por cada una de ellas, se ha plantado un rosal o un árbol frutal, que afirma sus raíces, y luego da sus frutos o sus flores que son nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes que concurren a estas queridas escuelas rurales”, finalizó.

Fuente: LU 14 Radio Provincia de Santa Cruz

Fuente:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.