Portada » Las crisis del kirchnerismo tras las derrotas ya sacaron a dos ministros de Economía

Las crisis del kirchnerismo tras las derrotas ya sacaron a dos ministros de Economía

El 28 de junio de 2009 el Frente para la Victoria sufría una derrota electoral categórico: Néstor Kirchner, sostenido por las “candidaturas testimoniales” de los barones del Conurbano, perdía la provincia y Buenos Aires en manos de Francisco De Narváez, aliado al nuevo jugador de la política nacional: Mauricio Macri. El Acuerdo Cívico y Social sumó 5,7 millones de votos en todo el país, sobre los 5,5 millones del kirchnerismo.

Pocos días después, el 7 de julio, Amado Boudou reemplazaba a Carlos Fernández al frente del Ministerio de Economía; y al día siguiente Aníbal Fernández se hacía cargo de la Jefatura de Gabinete.

El 11 de agosto de 2013, las urnas le anticiparon al Gobierno nacional que podría ser derrotado en octubre: en la provincia de Buenos Aires, Sergio Massa llegaba a los 35 puntos y le ganaba a Martín Insaurralde, el candidato del Frente para la Victoria, por 5. Las señales fueron malas para el Gobierno, pero en la Casa Rosada se entusiasmaron con la épica de dar vuelta el resultado en las elecciones generales de octubre.

El 27 de octubre de 2013, en su primer test electoral tras su histórica reelección, Cristina Fernández recibió una durísima derrota: el Frente para la Victoria juntó 7,4 millones de votos; el Frente Progresista, 5,5 millones; pero la novedad fue la irrupción del Frente Renovador de Sergio Massa, con 4,1 millones de votos en todo el país, dándole una paliza electoral en Buenos Aires.

La respuesta política fue, otra vez, el cambio de gabinete: el 20 de noviembre, Axel Kicillof reemplazó en Economía a Hernán Lorenzino; mientras que Jorge Capitanich, gobernador de El Chaco, se hacía cargo de la Jefatura de Gabinete.

Los ministros de Economía elegidos por Cristina Fernández para superar sendas derrotas electorales, Boudou y Kicillof, tuvieron ascendentes carretas, aunque con resultados distintos: Boudou llegó a la vicepresidencia durante el segundo mandato de la actual vicepresidente y Kicillof se proyectó como gobernador de la provincia de Buenos Aires y suena como un “candidato natural” para la Presidencia como candidato del cristinismo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar La Voz para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Fuente: La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.