Portada » Jorge Solmi: “Si no crece la ganadería, siempre habrá conflictos entre mercado interno y externo”

Jorge Solmi: “Si no crece la ganadería, siempre habrá conflictos entre mercado interno y externo”

El secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Jorge Solmi, visitó Córdoba este martes para participar del Primer Congreso de la Producción Agroindustrial Argentina que comenzó en Marcos Juárez.

En diálogo con Agrovoz, defendió la decisión de avanzar con un Plan Ganadero, deslizó que las restricciones a las exportaciones no son tan fuertes como denuncian desde el agro y negó que esté en carpeta un posible aumento de retenciones, tanto en la carne como en el maíz.

–¿Cuál fue el mensaje que vinieron a transmitir a Marcos Juárez?

–La visión de un Gobierno federal sobre la temática del congreso que es la producción agroindustrial, un eslabón importantísimo en nuestro país, tractor de muchas actividades e inversiones. Por ejemplo, terminamos con las estimaciones de la cosecha gruesa, que nos dieron 60,5 millones de toneladas de maíz y más de dos millones de sorgo. Solo esos cultivos generaron una inversión de 8.500 millones de dólares por parte de los productores, de los que aproximadamente unos 2.600 millones son de Córdoba.

–¿Creen que en esta campaña esta tendencia puede continuar?

–La siembra fina fue récord, por lo que si el clima acompaña, también puede ser un récord productivo, sobre todo en el trigo. En los cultivos de invierno, fue una inversión adicional de 4.500 millones de dólares.

–En el campo temen un aumento de retenciones al maíz.

–Nuestro ministerio no lo tiene en evaluación, no está en carpeta. Y lo que vemos es que se mantiene una oportunidad y una expectativa muy fuerte. Ya no quedan más semillas de sorgo y de maíz queda poco, además de que los compromisos de fertilización son altísimos. Vamos a tener una campaña gruesa que puede volver a superar las 60 millones de toneladas de estos cereales. Estimamos que la inversión sumará otros 500 millones de dólares más, para llegar a 9.000 millones.

–El otro factor que se mira con desconfianza desde el ruralismo es el cepo a las exportaciones de carne vacuna.

–En primer lugar, hay que explicarlo bien: hay un decreto que restringe ciertos cortes y cupos, y hoy se está exportando alrededor del 75 por ciento de lo que se exportó el año pasado. Al principio produjo alguna impresión negativa, pero el mercado se viene normalizando, la hacienda en general fue retomando precios normales. El decreto sirvió para ir ordenando el mercado, que tenía mucha diferencia entre lo que el productor cobraba y lo que el consumidor pagaba.

–¿Pero pueden modificarse o levantarse estas medidas? También se rumorea una suba de retenciones a la carne como moneda de cambio.

–Lo mismo que en el maíz: no lo tenemos en carpeta; en nuestro ministerio no hay en estudio en esa situación. Y con respecto al decreto vinculado a las exportaciones, está en permanente revisión. La idea es desembocar lo antes posible en un Plan Ganadero que permita desarrollar definitivamente esta actividad. Pensemos que mientras la agricultura se multiplicó por cinco en pocos años, la ganadería sigue en el mismo número hace décadas. Este plan, que plantea mejores índices de destete, mayor peso de faena, es muy integral. Y ahora se viene la apertura para charlar también con los sectores privados. Tenemos que definir qué camino va a tomar la ganadería, más allá de la circunstancia de este decreto, que es una coyuntura que ya va a pasar.

–Por ahora, el sector privado en general se viene manifestando en contra del Plan Ganadero.

–En primer término, todavía no hubo conversaciones de este plan con el sector privado. Se ha venido trabajando con las provincias en el marco del Consejo Federal Agropecuario. Y ahora viene la etapa de involucrar a todo el sector privado: productores, profesionales, proveedores, para que realicen sus aportes y podamos en conjunto diagramar las mejoras tecnológicas, prediales, de infraestructura y  de manejo sanitario y ambiental, entre otros aspectos, que se necesitan para potenciar la ganadería.

–Lo que manifiesta el ruralismo, y también lo han expresado funcionarios de algunas provincias, es que las trabas a las exportaciones son un impedimento para avanzar con el diálogo.

–Más que una discusión técnica, lo que hay en ese sentido son posicionamientos políticos. La realidad es que mientras tengamos este nivel de producción ganadera, siempre vamos a tener un conflicto entre mercado interno y externo, porque crece la población, pero las vacas no. Hay que solucionar esto para retomar mercados potentes, que podamos optar por vender carne premium y no vaca barata. Y la única forma de lograrlo es pensando un Plan Ganadero.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar La Voz para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Fuente: La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.