Duque atribuye intenciones electorales a las protestas que sacuden Colombia

“Es vergonzoso que existan personas que pretenden justificar la vulneración de los derechos con pretensiones electorales", dijo Duque.

“Es vergonzoso que existan personas que pretenden justificar la vulneración de los derechos con pretensiones electorales», dijo Duque.

Un video en el que un dirigente docente integrante del Comité Nacional del Paro (CNP) advirtió que las protestas en Colombia serán “de largo aliento” y que se trata de “llegar al poder en 2022” escaló la tensión con el Gobierno de Iván Duque, quien tildó el pronunciamiento de “lamentable” y acusó a las organizaciones sociales y sindicales de utilizar electoralmente las manifestaciones.

“Es absolutamente lamentable, vergonzoso, que existan personas desfachatadas, que pretenden justificar semejante vulneración de los derechos con argumentos políticos, con pretensiones electorales o electoreras y que, además, pretendan decir que es que esto es la antesala del 22”, advirtió el presidente Duque.

Esta última escalada verbal comenzó con la difusión de un video en el que aparece Nelson Alarcón, de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), quien remarca se debe “robustecer el movimiento”, porque “esto es para largo aliento”.

“Esto es para llegar con miras al 2022 y seguir mucho más allá, para derrotar al Centro Democrático, para derrotar a la ultraderecha y llegar al poder en el 2022”, explicó Alarcón en el video, en referencia al próximo año electoral, según se vio en redes y algunos medios bogotanos.

El Centro Democrático es el partido de derecha de Duque y del expresidente Álvaro Uribe.

En un acto en la Escuela Superior de Guerra, Duque repudió las expresiones del dirigente del CNP y consideró que “quien pretenda hacer política afectando los derechos al trabajo, a la vida, a la salud, claramente está aspirando a nada que sea provechoso”.

“Todo lo contrario, está atizando la destrucción del orden constitucional y la afectación de la sociedad colombiana”, señaló el jefe de Estado, según el diario El Espectador.

Al pronunciamiento de Alarcón se subió también el consejero para la Estabilización y principal negociador del Gobierno en el conflicto, Emilio Archilla, quien juzgó que “el propósito que lo ha estado motivando (al paro) tiene que ver con las elecciones del 2022”, pese a que las protestas que paralizaron al país hace más de un mes no han tenido consignas electorales en las calles.

Archilla le pidió a Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que terminó este jueves su visita al país para reunir información sobre las movilizaciones y la sangrienta represión policial que dejó al menos 60 muertos, que tenga en cuenta el video cuando haga su informe.

La cuestión también generó ruido, según el sitio del diario El Nuevo Siglo, hacia adentro del CNP, que debe decidir qué pasos seguirá ahora que está retirado de las conversaciones con el Gobierno.

El Comité había anunciado para este jueves una conferencia que luego canceló, aparentemente porque existen desacuerdos sobre la estrategia futura.

Según El Nuevo Siglo, un sector del CNP –encabezado por el titular de la CGT, Percy Oyola- es partidario de mantener el paro hasta que se negocie el Pliego de Emergencia que presentó el sector y que nunca se llegó a discutir, mientras otro sector respalda la idea de cambiar la estrategia de negociación, y alimentar los diálogos y las conversaciones regionales con los voceros en cada departamento, aislando de hecho al Gobierno nacional de Duque.

El CNP agrupa a 22 organizaciones y, aún así, hay varios sectores, entre ellos los denominados “jóvenes de primera línea”, que sostienen los bloqueos y cortes, que no están dentro del Comité.

“Mal haríamos en hablar por los jóvenes de Primera Línea porque hoy nosotros no somos sus voceros. Y eso hay que dejarlo claro: ellos son los voceros de ellos mismos, legítimamente. ¿Qué les hemos dicho? Intégrense al Comité Nacional de Paro”, explicó Alarcón en el video de la polémica.

Mientras, los mediadores del diálogo, las Naciones Unidas y la Iglesia Católica pidieron al CNP que no convoque a nuevas marchas ni manifestaciones.

El negociador del Gobierno, Archilla anunció, en tanto, que abrirán espacio a “nuevos interlocutores nacionales y regionales” y volvió a acusar al Comité de romper el diálogo.

Fuente: TELAM

Deja un comentario