Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

El analista político Daniel Bilotta, evaluó las declaraciones de Cristina Kirchner sobre la falta y los cuestionamientos hacia el ministro de Seguridad de la Provincia. «Hay una cadena de la policía que gestiona el narcotráfico«, sentenció en Modo Fontevecchia (Net TV y Radio Perfil FM 101.9).

¿Es un pensamiento paranoico asociar el comentario de Cristina Kirchner sobre la seguridad con las denuncias por corrupción y una posible salida de Sergio Berni? ¿Son cosas independientes?

Es una mirada acotada asociar lo que Cristina dijo sólo a Sergio Berni, porque esta semana salió una encuesta, que ya venía circulando desde hace varios días, donde se conoció que en el Conurbano, a la inversa de lo que pasa en el resto del país, la mayor preocupación de sus ciudadanos es la inseguridad, por encima de la inflación.

Y lo resalto porque estamos hablando del bastión electoral de la vicepresidenta y es donde tiene garantizada una cantidad significativa de votos. Me parece que Cristina Kirchner está atendiendo una situación por la que reclama su electorado y por el que también se hacen eco los intendentes.

Lentos vs corruptos

¿Te referís a que también criticó a Aníbal Fernández por la falta de gendarmes?

Claro, pero el tema es que los gendarmes ya vinieron a la provincia de Buenos Aires. Eso pasó con Nilda Garré, durante el gobierno de Néstor Kirchner, cuando era ministra de Seguridad. Sin embargo, eso no cambió la ecuación y la inseguridad ha crecido y sigue existiendo. Y aunque no les guste, tiene un vínculo directo con la situación económica.

Pero hay destacamentos de gendarmes que siguen estando en el Conurbano. Quizás no con la cantidad de aquellos años, pero se pueden ver en Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Almirante Brown y San Isidro, por mencionar algunos ejemplos. Los gendarmes generan, frente a la población, la sensación de seriedad o de otro tipo de intervención distinto al de los policías.

Sergio Berni dejaría su cargo de ministro de Seguridad bonaerense

Cómo se resuelve la inseguridad

¿El problema es de la administración? ¿Le corresponde al ministro de Seguridad? ¿No hay forma de que se resuelva?

Sergio Berni cree que el problema es seguir incorporando efectivos y, si esto fuese así, estaríamos frente al hecho irracional de que cada uno tendría un policía por casa. Eso tampoco estaría cambiando el cálculo.

Es evidente que hay otro problema más grave, del que nadie quiere hablar, que es la autonomización de la Policía Bonaerense del Estado provincial, es decir, que tiene capacidad de autogestionarse sin los fondos estatales.

La reforma que hay que hacer en la Bonaerense es profunda y no se puede ejecutar en un solo gobierno. Pero esto choca con el interés de los que más le están reclamando por el tema de la inseguridad a Berni, que son los intendentes, cuya agenda política coincide poco con la opinión pública de los lugares donde gobiernan.

Mónica Frade: «Sergio Berni y su esposa dibujaron sus declaraciones de bienes»

Los vínculos entre la política y la policía

Lo que tenemos entonces es que funcionan como una institución aparte. Algo así como lo que pasó en México, aunque en menores proporciones.

Sí, pero con algunas diferencias importantes. Por ejemplo, en Santa Fe hay una cadena de mando entre los policías. Pero por más duro que suene, hay una cadena de la policía que gestiona el narcotráfico, hablando del territorio bonaerense.

También existe la mantención de una cúpula, que tiene a Daniel «Fino» García a la cabeza, que marca un vínculo extraño y sugestivo entre Granados, Berni y Ritondo.

Arroyo Salgado: “Hay que sacar al narcotráfico del poder”

¿Sería una cierta tolerancia en casos de delitos menores?

Hubo un intento de transformar esta realidad con María Eugenia Vidal en sus primeros dos años de gobierno. Después, por la crisis económica no tuvo herramientas para seguir con eso. Pero algunos efectos se hacen sentir. Un ejemplo concreto de eso es la Feria de La Salada, que muchos investigadores la señalaban como una pantalla para el narcotráfico.

La caída que tuvo La Salada, y que tuvieron también sus proveedores de los talleres clandestinos, ha hecho que en toda la periferia que bordea el Riachuelo decaiga la actividad del narcotráfico. Es decir, la crisis está achicando el margen, no el combate de la Justicia ni de la Policía.

JL PAR

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *