Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

El Jefe de Inmunología del Hospital Clinic, de Barcelona, Manel Juan, brindó detalles sobre la terapia que se lleva a cabo desde el 2010 por el médico estadounidense Carl June, la cual consiste en combatir el cáncer de sangre mediante la quita de los glóbulos blancos a las personas para luego rediseñarlos a través de ingeniería genética que aumenta  las posibilidades de eliminar células cancerosas. Además, habló sobre los costos y si se puede aplicar para otras patologías, explicó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Desde la ignorancia le consulto, ¿la terapia es para cánceres de sangre o puede ser extendible en el futuro a otros?

El tratamiento actualmente está focalizado y aprobado para cáncer hematológico. 

¿Sería leucemia? Para llevarlo al nivel de la audiencia.

Leucemia, mieloma múltiple y linfoma son los tres nombres que puede conocer la audiencia, enfermedades ligadas a la función de la sangre. 

¿Es posible en el futuro, esto mismo que se está descubriendo, como técnica, sea trasladado a otros cánceres?

Sin dudas es a lo que apuntan muchos de los datos que ya se disponen en ensayos clínicos. No solamente cánceres, sino que también se puede ir más allá y servir para otras patologías, como por ejemplo, enfermedades autoinmunes.

Recientemente se mostró la funcionalidad de estos tratamientos intentando regular una enfermedad de dicho tipo y crónica de lupus eritematoso sistémico, las cuales pueden llegar a remisiones completas, aunque no sabemos cuánto tiempo durará.

Crecen los casos exitosos de una terapia contra tumores sanguíneos

Se dice que cada cinco años la medicina pega saltos cuánticos y que eso va a significar una prolongación de la longevidad. ¿Se podría suponer que con esta técnica de aquí a 10 años se puedan alargar la vida de un porcentaje importante de la población?

Diez años es un tiempo justo porque nos nutrimos de todo unos sistemas de seguridad que hacen que estos tratamientos estén indicados cuando están aprobados o incluso cuando están en estudio en pacientes que no tienen otras opciones terapéuticas y afortunadamente en el cáncer tenemos muchos otros tratamientos antes donde ya hay una aportación.

Es posible que el aumento de supervivencia global sea bajo porque al final el número de pacientes no son muchos, pero obviamente que para pacientes que no tienen ninguna alternativa es la opción de esperanza en estos momentos.

Hay un salto casi cuántico porque hacía mucho tiempo que ningún tratamiento podía dar una respuesta tan importante como los que están dando estos con la terapia. 

Batalla contra el cáncer: análisis de sangre permitirían identificar más de 50 tipos de tumores

Pablo Corso (PC): En relación a los costos, entiendo que en forma privada cuesta algo de 320 mil euros por paciente y que ustedes en el hospital lo ofrecen a 90 mil euros. El doctor se esperanza en que en este periodo de 10 años puedan bajar dramáticamente los costos, gracias al uso de tecnología y maquinaria en los hospitales. ¿Es así? ¿Hay algún avance en ese sentido?

Gran parte de los costos que existen a nivel comercial no se derivan de los costos de producción, sino que en gran parte a la estructura que se generó alrededor de estos sistemas de producción que se centralizan en grandes factorías que además provienen de desarrollos hechos en universidades y centros de investigación.

Luego, fueron compradas por la farmaindustria con unos pagos extraordinarios. Estamos hablando que la compra de una de esas empresas fue por 10 mil millones de dólares. 

Estos costos de inversión terminan repercutiendo durante mucho tiempo en el desarrollo de estos productos que inicialmente tienen pocos pacientes.

Lanzan plan de detección de cáncer de mama en San Juan

Es posible que cuando el número de pacientes se extienda se reduzcan los precios porque ya existen una cierta reinversión y beneficios que compensaron la inversión inicial. Nosotros tenemos este precio bajo porque estamos en un hospital público y lo desarrollamos dentro un hospital público, por lo que no tenemos que pagar ninguna reinversión y de hecho no tenemos un reembolso.

Gran parte del costo viene porque el sistema sanitario de productos que tenemos considera esto un producto farmacéutico cuando podría haberse contemplado un procedimiento como el trasplante. El hecho de que forme parte de lo farmacéutico conlleva unos costes altos.

¿Usted imagina que esta técnica va a alargar la vida de muchos otros pacientes, no solamente los que padecen cáncer de sangre?

Pongo en duda si en diez años se llega. Para cada producto, porque estamos hablando de terapias personalizadas, están muy dirigidas para cada tipo de tumor, se tienen que hacer ensayos clínicos que llevan años y todos tenemos en mente que se consiguió una aceleración importante para lo del covid, pero no será el caso de estos fármacos.

No sé hasta qué punto la reducción de costos se va a producir en estos 10 años o justo empezará a producirse hayan pasado esta década. Cambiamos la normativa por la cual nos optamos de productos farmacéuticos o dudo mucho que un periodo de 10 años se consigan reducciones sustanciales del precio.

BL PAR 

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *