Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

El gobierno nacional y Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000) acaba de consensuar un plan de inversiones para mejorar la infraestructura de la única terminal aérea utilizada por los jets privados en la Argentina.

Se trata del Aeropuerto de San Fernando, que está bajo la concesión del grupo empresario que dirige Eduardo Eurnekian y que en la actualidad se ubica en segundo lugar en términos de movimiento anual de vuelos.

El objetivo es modernizar las instalaciones y las cuatro plataformas que posee la terminal bonaerense con fondos que surgirán de la nueva tarifa que pagarán los dueños de los aviones civiles que utilizan esas instalaciones. Así lo dispuso el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) mediante la Resolución 78/2022 publicada en la edición del 22 de septiembre pasado del Boletín Oficial.

A través de esta medida, se crea el llamado Programa de Inversiones y Mejoramiento Aeroportuario (PIMA – San Fernando) para identificar las obras específicas que deberán ser ejecutadas por AA2000 y serán financiadas con los mayores ingresos que se derivan de los incrementos tarifarios que deberán pagar los usuarios de San Fernando.

«A los fines de controlar que los nuevos recursos sean canalizados de maneras que redunden en beneficio de toda la comunidad aeroportuaria con base en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad De San Fernando, es necesario definir y detallar conjuntamente con el Concesionario un plan de obras de cumplimiento obligatorio y exigible por el Organismo», detalla la resolución en sus considerandos.

En este sentido, AA2000 deberá presentar en los próximos 30 días un master plan de inversiones para la terminal que, entre otros objetivos, planteará la necesidad de ampliar su plataforma de las actuales cuatro pistas a ocho; mejorar la zona de rodajes, en especial una curva de 90 grados, y la aeroestación en general que en la actualidad acapara el 38% de los vuelos de la aviación civil del país pero que viene recibiendo críticas de parte de los usuarios por el mal estado de su infraestructura.

AA2000 es una empresa controlada por el grupo que dirige Eduardo Eurnekian y controla la casi totalidad de las terminales aéreas del país

AA2000 es una empresa del grupo que dirige Eduardo Eurnekian y controla casi la totalidad de terminales aéreas del país

Nuevos recursos

Pero para poder financiar las obras, el ORSNA permitirá un aumento en la tasa aeroportuaria que pagan los aviones por el uso de San Fernando y que en la actualidad se encuentran desfasadas con respecto al resto de las terminales aéreas en donde operan los vuelos comerciales.

De hecho, hace 20 años se dispuso bonificar las tasas de los aviones de hasta dos toneladas para fomentar la aviación general, razón por la cual la gran mayoría de las compañías privadas, jets particulares y taxis aéreos que utilizan San Fernando no pagaban tasa de aterrizaje y de estacionamiento.

Esa medida impacta en los ingresos de la terminal aérea que, con 200 vuelos diarios, genera pérdidas, por lo cual fuentes del sector aseguran que el costo de San Fernando es tan barato que el dueño de un avión paga mucho más por una hora de estacionamiento del auto que transporta a los miembros de la su tripulación.

En el expediente abierto en el seno de la ORSNA para llevar a cabo este plan, AA2000 planteó una propuesta de revisión tarifaria correspondiente a la aviación general a ser aplicada en el Aeropuerto Internacional de San Fernando y también para el Aeroparque Internacional «Jorge Newbery» de Capital Federal.

En su presentación, la compañía advirtió que la realidad operativa, económica y comercial de ambas terminales y de sus usuarios ha variado sustancialmente desde el inicio de la concesión en el marco de una evolución cualitativa y cuantitativa que tornan irrazonables los valores vigentes.

Las tasas de aterrizaje y permanencia que pagan los aviones en San Fernando serán las mismas que las de Aeroparque

Las tasas de aterrizaje y permanencia que pagan los aviones en San Fernando serán las mismas que las de Aeroparque

El problema de las tarifas

Por esos motivos, en el escrito de AA2000 se aclara que «no modificar esas tarifas vuelve inequitativo el mecanismo de subsidios cruzados en sí mismo».

En el diagnóstico también hizo referencia a «la situación deficitaria del Aeropuerto de San Fernando», junto con la estructura particular de ingresos, según la cual «la recaudación comercial supera a la aeronáutica ampliamente, a diferencia de lo que ocurre con otros aeropuertos del grupo».

Como respuesta, el ORSNA recordó que como organismo regulador del sector, tiene la competencia para «establecer las bases y criterios para el cálculo de las tasas y aprobar los correspondientes cuadros tarifarios para lo cual tomará las medidas necesarias a fin de determinar las metodologías de asignación de costos e ingresos que permitan evaluar la razonabilidad de las tarifas a aplicar».

También recordó que los aeropuertos concesionados a AA2000 tienen una única fuente y general de recaudación «ya que, considerados individualmente, y dada la naturaleza geográfica y demográfica de nuestro país, muchos no pueden autofinanciarse y no son rentables, debido al escaso volumen de movimientos que procesan».

El principio se mantuvo inalterable en la renegociación contractual que llevó a cabo el Gobierno con la empresa de Eurnekian a fines del 2020 para ampliar la concesión de manera anticipada hasta el 2038 a cambio de un un plan federal de inversiones de u$s2.500 millones.

En ese momento, se estableció que la configuración del contrato de concesión para la explotación, administración y funcionamiento del llamado «Grupo «A» del Sistema Nacional de Aeropuertos (SNA) respondió a un doble mecanismo de subsidios cruzados orientado a permitir que terminales superavitarias como Aeroparque o Ezeiza puedan solventar la administración de aeropuertos deficitarios.

s

El Aeropuerto de San Fernando está bajo la concesión del grupo empresario que dirige Eduardo Eurnekian

Mejorar tasas para lograr el autofinanciamiento

Según el ORSNA, «la aplicación de dicho sistema de subsidios cruzados responde no solo a una cuestión de equidad sino de preservación del federalismo que persigue la política nacional aeroportuaria trazada al impulsar el proceso de concesión de los aeropuertos del Grupo A».

Sin embargo, en el caso de San Fernando las áreas técnicas del ORSNA advirtieron que presenta particularidades que lo distingue del resto de los aeropuertos que integran la concesión del Grupo «A», en atención a la incidencia que la aviación general y comercial de bajo porte tiene en la terminal, y en el hecho de que ha captado históricamente entre el 43% y el 48% de las operaciones de las aeronaves de hasta cinco toneladas.

El organismo entiende que este perfil del usuario «se imprime en definitiva en la estructura de ingresos del aeropuerto, y en este sentido los ingresos por Tasa de Uso de Aeroestación representan una proporción sustancialmente menor que en otros aeropuertos, mientras que la mayor parte de los ingresos regulados se concentran en las tarifas que deben ser abonadas por las distintas aeronaves que operan allí».

El informe asegura también que, durante los últimos años, la relación de ingresos y costos operativos mantuvieron un persistente déficit en términos económicos y financieros y se observan desequilibrios producto de la insuficiencia de ingresos por servicios regulados «como consecuencia de que el Cuadro Tarifario aplicable no refleja la realidad operativa ni el costo de la prestación de los servicios del Aeropuerto«.

Para revertir esta situación pero sin repercutir sobre los usuarios de los servicios de transporte aéreo de pasajeros, que pagan $614 en los vuelos de cabotaje y u$s57 en los internacionales, las áreas técnicas del ORSNA aconsejaron mejorar las tasas de San Fernando con el fin de alcanzar el autofinanciamiento operativo y, a la vez, financiar su propio desarrollo y funcionamiento, «limitando el peso de su operatoria sobre el resto de los usuarios del grupo, contribuyendo de esta manera, a mantener la equidad que se propone».

De esta forma, las nuevas tarifas aeroportuarias que todavía se encuentran en análisis regirán para la Aviación General (regidas por la RAAC 91) y para aviones comerciales no regulares de hasta 30 plazas (de acuerdo a lo establecido para taxi aéreo en la RAAC 119).

Los aumentos se aplicarán en base a un cambio en la categoría tarifaria de San Fernando, que será incluido dentro de la Categoría I para que la modificación impacte sobre las Tasas de Uso de Aeroestación.

«Todas estas modificaciones darán lugar a una masa de ingresos anuales que serán volcadas a las obras y mejoras de infraestructura necesarias en el referido aeropuerto», detalla el informe del ORSNA.

Nuevos precios para Aeroparque

Te puede interesar

En la misma resolución, el ente regulador también define cambios en los pagos del Aeroparque, extendiendo a esa terminal los valores que se definan para San Fernando «previendo de esta manera un posible éxodo por parte de los usuarios ante la modificación del cuadro tarifario del primero que los mueva a trasladar sus operaciones a éste último, algo queproduciría un efecto no deseado, toda vez que en atención de la situación del Aeroparque y el rol que se le intenta otorgar dentro del SNA, no resulta conveniente la admisión de nuevos usuarios de la aviación civil».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.