Portada » Capilla San Plácido: una reliquia construida sobre un tanque de agua

Capilla San Plácido: una reliquia construida sobre un tanque de agua

Escondida en el faldeo de las Sierras Chicas, la Capilla de San Plácido se levanta como un monumento a la fusión perfecta de la simpleza y la sofisticación. La primera en el mundo en honor a su patrono, guarda los elementos utilizados por el Papa Juan Pablo II en su histórica visita a Córdoba en el año 1982.

Grupo Edisur te invita a conocer más sobre este edificio, cercano a la ruta provincial E-55, que se caracteriza por su singular diseño arquitectónico, que asemeja una mano humana señalando a su creador.

Un lugar único y atrapante

El templo fue fundado el 5 de octubre de 1980 y tiene la particularidad de estar construido sobre un viejo tanque de agua australiano, que se puede observar desde una ventana en el piso de la capilla. Esto le otorga distintos efectos que lo vuelven único y atrapante.

El edificio tiene un claro estilo neogótico. (Foto: Venite a Punilla / Grupo Edisur)

Ubicado en el barrio Balcón del Lago I, a 56 km de la ciudad de Córdoba Capital, es obra de arquitectos italianos, brasileños y argentinos. Se accede desde la ruta que bordea el Dique San Roque, por la avenida San Plácido que, remontando una cuesta abrupta, se interna en las montañas.

Tras recorrer una ascendente vereda de unos 200 metros, los visitantes pueden contemplar la imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa.

Una capilla poco convencional

En el interior del edificio, que tiene un claro estilo neogótico, se encuentra el altar mayor, sobre el que descansa una imagen de San Plácido construida en madera tallada a mano y dorado a la hoja, junto a sus pertenencias enviadas desde Italia.

Sobre el altar principal descansa una imagen de San Plácido construida en madera tallada a mano y dorado a la hoja. (Foto: Venite a Punilla / Grupo Edisur)

Los altares laterales están dedicados a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y los hermanos del patrono, Santa Flavia, San Eutiquio y San Victorino. Las estatuas fueron realizadas en Córdoba y están vestidas con telas.

Un importantísimo lugar de la iglesia está dedicado a la imagen de Cristo, frente a la cual oró el Papa Juan Pablo II en su visita pastoral a la provincia.

El piso es de mármol de carrara blanco y en el centro existe un gran cristal que deja ver cómo cae el agua en el tanque. El sonido y la iluminación hacen del templo un lugar único y majestuoso.

Tras recorrer una ascendente vereda de unos 200 metros, los visitantes pueden contemplar la imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa. (Foto: Wikiloc / Grupo Edisur)

La capilla convoca a centenares de devotos cada año, que llegan al lugar a dedicar sus plegarias al patrono de las artes y la oratoria.

Fuente: Agencia Córdoba Turismo.

#DatoEdisur: Cripta Jesuítica, un tesoro escondido en plena ciudad de Córdoba.

Fuente: La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.