Egresadxs de la Formación Personal Mecánica crecen profesionalmente y proyectan su futuro

Compartí este articulo!

El Gobierno de Santa Cruz, a través del Consejo Provincial de Educación, Trabajo y Producción (COPETyP), lleva adelante un trabajo articulado con la empresa Finning Argentina para la continuidad de propuestas de desarrollo profesional destinada a jóvenes de Santa Cruz.

En este sentido, se está dictando la Formación Personal Mecánico en el marco del Programa “Técnicos y Técnicas para Latinoamérica”, que recientemente tuvo sus primeros nueve egresadxs: Gabriel Germán Ruiz, Pablo Javier Erazo, Javier Abraham Morales, Luis Maximiliano Oliva, Tamara Evelin Quintana, Lucía Aldana Villarreal, Andrés Nahuel Sala, Joel Matías Lavari y Andrés Rudczyk.

La Formación Personal Mecánico se desarrolla en tres fases. En la primera, se lleva a cabo la selección de las instituciones donde se implementará dicho programa; en la segunda fase, se evalúa el nivel de conocimientos técnicos; y en la tercera, se concreta una revisión del proceso cumplido en las fases previas.

En cuanto al plan de estudio, está conformado por dieciocho cursos: cuatro cursos introductorios, diez cursos de nivel 1, y cuatro de nivel 2. El tiempo estimado para su realización es aproximadamente de 3 a 6 meses.
Está abierta la posibilidad de continuar con las inscripciones para futuros postulantes a esta capacitación, y así fortalecer la formación profesional de quienes se animen a estudiarla.

Las experiencias

Con respecto al desarrollo de la formación, Tamara Evelin Quintana explicó: “Fue por plataforma, a mí el tiempo de cursada me llevó un poco más, ya que trabajo todo el día y salgo a las 00 horas, pero lo logré con mucho esfuerzo”. El material de estudio le resultó dinámico, “en algunos tenía que leer, y en otros te pasaban vídeos explicativos”.

Tamara tiene tres trabajos y dos hijos pequeños, de 5 y 11 años, por lo que distribuía su día entre la familia, el trabajo y la cursada de  esta formación.
“Me siento bien por haber terminado el curso”, y sobre la mayoría de compañeros varones señaló que “si bien creo que es importante que haya más oportunidades para las mujeres en profesiones consideradas de hombres, ya  es tiempo de cambiar la forma de pensar  porque las mujeres tenemos la misma capacidad que los hombres”.

Esta fue “una buena oportunidad poder desarrollarme en esta profesión y seguir capacitándome”, consideró y agradeció que la pudo aprovechar “porque tengo un gran compañero a mi lado”.

Sobre el trabajo realizado durante el curso, Andrés Nahuel Salas, otro de los egresados indicó que consistió en desarrollar la historia de Caterpillar y sus distribuidores, se encargó de estudiar la seguridad respecto a los trabajos de talleres y el trabajo de maquinaria pesada, y la parte de electricidad hidráulica, mecánica y fuerza motriz, es decir, todo aquello en lo que consiste una maquinaria.

Con respecto al trayecto de la formación, para él que sea online lo simplificó, “porque yo ya había iniciado una Licenciatura en Maquinaria Industrial, porque toda la parte de máquinas electromecánicas es mi profesión, y no lo podía hacer porque no me daban los tiempos, ya que trabajo muchas horas; al ser online lo pude hacer en mis tiempos libres y los fines de semanas”, dijo. Y destacó que la parte hidráulica y mecánica del material de estudio estaba muy completa.

“Mi idea siempre fue sumar para que el estudio me diera más posibilidad a ingresar a otros lugares. Gracias a eso puede ingresar a una minera, una empresa con bastante nivel, que trabaja en todo el país”.

Por su parte, Lucia Aldana Villarreal comentó en primer lugar que fue todo teórico, a través de la plataforma; para ella esto hizo de la cursada un trayecto un poco difícil. “La parte práctica no la tuvimos por el tema del COVID, así que fue todo teórico y virtual.  Es complicado, es un tema con el que yo no estaba familiarizada, pero me interesaba porque estaba buscando trabajo en ese momento, y sumaba a las chances de conseguirlo en la industria. Y las mujeres éramos minoría”.

Ella buscaba comenzar a trabajar en la industria minera y petrolera. “Hice entrevistas, no avanzaron con más de una o dos charlas con el entrevistador y mi expectativa era que el curso aumente mi posibilidad de conseguir trabajo en el sector”.

Hoy trabaja en las represas, su título es de Ingeniera en Recursos Naturales, y cuando se postulaba en algún puesto le pedían experiencia en el campo, en obra, pero no contaba aún con ella. “No tenía conocimientos previos sobre el tema, fue todo nuevo, eso hizo que sea más complicado, el aprender cosas nuevas”, contó. Pero no desistió, ahora valora disponer de nuevos conocimientos, “sobre temas de los que escucho hablar y ya no son tan ajenos a mí, y si no hubiera hecho el curso no entendería nada”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: