Cuando el jefe no manda, obedece

Compartí este articulo!

“Lo que creo es que Marcela está agobiada. Para alguien que no viene de la política, es desgastante”. Con esta explicación, el presidente Alberto Fernández intentó, hace menos de dos meses, edulcorar la salida del gabinete de su socia e íntima amiga Marcela Losardo.

En aquella exculpación a la exministra de Justicia, sin embargo, el jefe del Estado omitió adrede un detalle central: decir quién o quiénes agobiaron a Losardo. Era tan obvio que no hizo falta explicitarlo. Es de público conocimiento que la exfuncionaria dejó el cargo cansada por las presiones que le infundieron desde el Instituto Patria, sede del gobierno paralelo que comanda la vicepresidenta Cristina Fernández.

El que siente ahora el sonido de la lima que horada su autoridad es el ministro de Economía, Martín Guzmán. Quedó expuesta la incapacidad del jefe de la cartera de Hacienda para despedir a un subalterno suyo.

Federico Basualdo, el funcionario en cuestión, es sostenido por Cristina Kirchner. Para el Instituto Patria y La Cámpora, el subsecretario de Energía es una pieza clave para garantizarle al ala K del Gobierno que los millonarios subsidios energéticos que se reparten en el conurbano bonaerense sigan fluyendo sin recortes hasta después de las elecciones. Ese bastión electoral es decisivo para el PJ.

Guzmán, en cambio, tiene una tarea más ingrata. Debe convencer al mundo al que la Argentina le debe que la administración de la que todavía es parte tiene una hoja de ruta medianamente sustentable para ejecutar una vez que pase la emergencia por la pandemia del Covid-19. Sin ese plan, las necesarias renegociaciones de deuda con el Fondo Monetario Internacional y con el Club de París serán inconducentes o, sencillamente, más costosas para el país.

El agobio que empieza a sentir Guzmán es indisimulable. Tan elocuente como la forma en la que se exhibe cómo funciona el sistema de toma de decisiones en la Argentina.

Aquí, el jefe no es quien manda, sino quien obedece.

Temas Relacionados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: