Ciudad prevé que demanda de camas de terapia empiece a bajar en una semana

Compartí este articulo!

Según la lectura que hacen en el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, estos serán los días con mayor estrés del sistema sanitario. La buena noticia es que, según lo hablado en esa reunión, estiman que se está llegando a una meseta en la demanda de camas de terapia intensiva y que, después del fin de semana próximo, las internaciones comenzarían a bajar.

La ocupación de camas para casos graves tiene un nivel de ocupación del 83% en la ciudad, con 500 plazas disponibles. Incluso, en algunos hospitales, están ampliando las camas para transitar los próximos días, los más difíciles.

“Hay tres tipos de curvas: la de casos, la de internaciones y la de fallecidos. El proceso ocurre con aproximadamente quince días de diferencia. El ritmo de crecimiento de ocupación de camas para casos graves es menor. Se está amesetando. Por eso, esta semana será crítica porque pueden subir un poco más las internaciones. Después de eso, tiene que venir la baja de ocupación de camas UTI” explicaron desde el gobierno porteño.

Si se confirman los pronósticos que, internamente, manejan en el equipo de salud de la ciudad, esta sería la primera vez, desde el inicio de la segunda ola de contagios, que la demanda de camas UTI estaría en retroceso.

El amesetamiento de los contagios en los últimos días permite ilusionarse con este escenario. Si disminuyen los casos, la llegada de enfermos graves a terapia también baja. Un dato para tener en cuenta es el bajo nivel de ocupación de camas para pacientes moderados o leves. Es de 47%, para el primer caso, y de sólo 11% para el segundo. Es cierto que buena parte de esa disminución se debe a un cambio de estrategia, respecto al año pasado.

En 2020, los casos leves se aislaban en hoteles y se sumaban a la estadística oficial mientras que ahora cursan los días de la evolución del virus en sus domicilios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: