Bianco advirtió que «el sistema de salud aún está en un nivel de estrés muy alto»

Compartí este articulo!
Bianco precisó que hubo una baja del 18 % en el número de casos.

Bianco precisó que hubo una baja del 18 % en el número de casos.

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, destacó que «en la última semana hubo un 18% menos de casos» de contagios por coronavirus en la provincia de Buenos Aires, pero advirtió que «el sistema de salud aún está en un nivel de estrés muy alto».

“Teníamos un promedio diario de 11.000 casos y terminamos la semana con 9.600 casos”, dijo Bianco en Radio CNN, y destacó que “las medidas del Gobierno nacional han sido efectivas”.

Tenemos que lograr que bajen más los casos porque no podemos cantar victoria”, aseveró el funcionario, tras lo que indicó que «el sistema de salud está en un nivel de estrés muy alto”.

En otro tramo de la entrevista, Bianco se refirió al control que se realiza sobre las ferias populares y, en ese sentido, manifestó que “están habilitadas siempre y cuando se cumplan los protocolos». «Hubo imágenes que nos preocupan. Estuve hablando con intendentes e intendentas para que me pongan al tanto sobre cómo estaba la situación», detalló el jefe de Gabinete.

Indicó que » algunos» le dijeron que «las iban a cerrar como una medida adicional» y otros plantearon hacer «un mejor ordenamiento para que haya distanciamiento entre los puestos”.

Advierten que el sistema de salud bonaerense continúa «muy estresado» y con alto índice de ocupación

El director de Hospitales de la provincia de Buenos Aires, Juan Riera, reconoció que «hoy el sistema sigue muy demandado, muy estresado y con un alto índice de ocupación» y advirtió que «el interior de la provincia venía con menos ocupación y ahora se está incrementando progresivamente».

«Hoy el sistema sigue muy demandado, muy estresado y con un alto índice de ocupación», sostuvo Riera al describir la situación epidemiológica en la provincia de Buenos Aires.

En diálogo con Radio Nacional, Riera señaló que el aumento de casos de coronavirus tiene un gran impacto en los centros de salud en la región del AMBA, La Plata, y Gran La Plata, y agregó que «el interior de la provincia venía con menos ocupación y ahora se está incrementando en su demanda».

Indicó que «la ocupación de camas está en relación al aumento de casos, y si bien cuando se toman las medidas el impacto no se ve de inmediato, sino varios días después, se está viendo un amesetamiento, tal vez con valores muy altos».

En ese sentido, sostuvo que «todo lo que aumenta la circulación, impacta negativamente sobre la cantidad de casos» y sostuvo «por ejemplo lo que se vio este último fin de semana, donde en la provincia se registraron unos 7 mil casos, y nos parece bajo ahora porque llegamos a valores de 15 mil casos diarios, pero estamos en un índice muy alto».

Afirmó que «si no logramos bajar ese número, de esas 7 mil personas que dieron positivas, un alto porcentaje va a evolucionar mal y va a seguir demandando camas de terapia».

Riera consideró que el panorama sanitario hubiera sido mejor si las medidas dispuestas por el Gobierno nacional respecto a la presencialidad escolar se hubieran cumplido de igual modo en la Ciudad de Buenos Aires.

«Está demostrado que todo lo que aumenta el flujo de circulación, y en particular la concurrencia a la escuela, impacta negativamente sobre la cantidad de casos. Hubiéramos tenido un panorama mejor», afirmó.

En cuanto a los trabajadores de salud, informó que «con la Subsecretaria de Salud mental trabajamos con dispositivos de contención y soporte para los equipos de terapia en cada uno de los hospitales, son equipos de salud mental que trabajan con los equipos de terapia».

«Esta segunda ola impone situaciones más dramáticas, con pacientes muy jóvenes que se complican y en algunos casos fallecen, y eso conmociona en muchos casos a los trabajadores, ya que muchos de ellos también son jóvenes que salieron de sus residencias y que no tienen el ejercicio ante estas situaciones».

Aseguró que en situaciones normales no se hubiera esperado, eso conmociona mucho no solamente a los médicos, también a todos los trabajadores del área de intensiva en términos anímicos y psicológicos.

En tanto, se refirió a situaciones de incumplimiento de las medidas restrictivas dispuestas por el Gobierno nacional, con el objetivo de reducir la movilidad para lograr reducir la cantidad de contagios, y aseguró que las imágenes vistas en cuanto al incumplimiento «genera mucho malestar».

En este sentido, explicó que «tiene que ver con la responsabilidad individual, pero también con la responsabilidad institucional que tienen todos los actores políticos con acciones que relativicen lo terrible de esta situación», dijo Riera.

«Sinceramente es un problema, ya hace más de un año que venimos trabajando fuertemente y sin descanso para poder cuidar de la mejor manera a todos», concluyó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: