La advertencia de un médico tucumano: “A este paso, vamos decidir quién vive y quién muere”

Compartí este articulo!

La situación en las grandes capitales del país respecto del crecimiento de casos de coronavirus se viene intensificando con el correr de los días, y con ello también aumenta la cantidad de camas críticas ocupadas en los distintos centros de salud públicos y privados.

En ese marco, los máximos referentes de los equipos de salud vienen advirtiendo sobre este fenómeno y un comportamiento del virus distinto al del año pasado, con una mayor tasa de contagio.

En Tucumán, uno de los profesionales que disparó el llamado de alerta fue Jorge Ramacciotti, el Jefe de Terapia Intensiva del hospital Padilla de San Miguel, quien advirtió que, de no tomar acciones inmediatas, la situación se desbordará en la ciudad.

“Hoy estamos agotados. Nos faltan recursos. Nadie deja de trabajar y de poner el hombro. Pero nunca vivimos una situación como esta. Y va a ser peor. A este paso vamos a terminar decidiendo quién vive y quién muere. No sé cómo vamos a salir de esto”, explicó el médico en una entrevista concedida al diario La Gaceta.

De acuerdo al último informe del Ministerio de Salud de Tucumán, en las últimas 24 horas se sumaron 582 casos de nuevos contagios en la provincia.

El hospital Padilla, por su parte, tiene 42 camas totales en la unidad de terapia intensiva, de las cuales ya 17 están ocupadas por pacientes con covid-19.

“Todos los departamentos de Tucumán son de alto riesgo y hay que actuar con responsabilidad. Hay ocupación de camas y de respiradores muy altos. En esta provincia se habla de entre un 60% y un 80% de ocupación. Puede ser que no vaya a haber más camas (…) Estamos caminando hacia la crisis. Y tarde o temprano vamos a tener que decidir quién entra al respirador y quién no. Decidir sobre la vida y la muerte y no solo en pacientes de covid”, explicó el médico.

Ramacciotti, que lleva más de 30 años en terapias intensiva, no dudó en calificar la actual situación como la más grave que le tocó atravesar en su carrera. Como si fuera poco, a la posible futura falta de camas en su hospital, también le sumó la preocupación por la necesidad de personal, de nuevos intensivistas.

“Nunca pensé que íbamos a tener que enfrentar una crisis de esta magnitud. Si se siguen produciendo 100 accidentes por fin de semana con traumas en el cráneo, vamos a tener que decidir quién entra y quién no. No vamos a poder luchar por la vida de todos. Algunos van a tener chances y otros, no. Hay que decirle la verdad a la gente”, afirmó.

Hoy, Ramacciotti le exigió al Gobierno que tome medidas suficientes como para paliar los daños económicos por futuras cuarentenas más estrictas y pidió responsabilidad social a la gente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: