Extienden la red de fibra óptica para alcanzar a 238 pueblos y a un millón de habitantes

Compartí este articulo!
La iniciativa abarca pueblos de Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Neuquén, Rio Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Tierra del Fuego y Tucumán.

La iniciativa abarca pueblos de Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Neuquén, Rio Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Tierra del Fuego y Tucumán.

El Gobierno nacional, a través de la empresa pública Arsat y de la Subsecretaría de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (de la Jefatura de Gabinete), avanza en la extensión de la Red Federal de Fibra Optica (Refefo), para beneficiar de forma directa a más de un millón de habitantes de 238 localidades de baja densidad poblacional y con deficiente conectividad.

El programa oficial alcanzará asimismo a 18 localidades con población superior a 10.000 habitantes, con lo que se completará un total de 256 nodos, mientras entre los beneficiarios indirectos figuran los Gobiernos locales en todas sus instancias (servicios de seguridad, educación, control y fiscalización, etc.), según detalló un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La mayor cantidad de beneficiarios del programa se prevé en las provincias de Chubut (380.477 habitantes); Tierra del Fuego (126.173); Buenos Aires (118.124); Corrientes (84.624) y Mendoza (57.850 pobladores).

La mayor cantidad de beneficiarios del programa se prevé en las provincias de Chubut (380.477 habitantes); Tierra del Fuego (126.173); Buenos Aires (118.124); Corrientes (84.624) y Mendoza (57.850 pobladores).

El Estado invierte 100 millones de dólares en conectividad

El organismo financia la actual fase 3 de la Refefo, que demandará una inversión de US$ 100 millones y tiene como objetivo general acompañar y participar activamente del proceso de universalización de los servicios TIC, en particular de la conectividad, a fin de cerrar brechas urbano-rurales.

El proyecto contempla la construcción de 4.408 kilómetros de red de fibra óptica y los correspondientes accesos para conectar a localidades con una población menor a 10.000 habitantes de 18 provincias, hoy sin ese servicio.

Se trata de pueblos de Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Neuquén, Rio Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Tierra del Fuego y Tucumán.

El grueso de la inversión (US$ 94 millones) se destinará a expandir la red federal y mejorar la infraestructura de conectividad internacional, de modo que favorezca la calidad de la digitalización y la reducción de los precios.

El grueso de la inversión (US$ 94 millones) se destinará a expandir la red federal y mejorar la infraestructura de conectividad internacional, de modo que favorezca la calidad de la digitalización y la reducción de los precios.

Los nuevos beneficiarios

La mayor cantidad de beneficiarios del programa se prevé en las provincias de Chubut (380.477 habitantes); Tierra del Fuego (126.173); Buenos Aires (118.124); Corrientes (84.624) y Mendoza (57.850 pobladores).

El documento del BID «Evaluación Ambiental y Social Estratégica del Programa para el Desarrollo de la Red Federal de Fibra Optica», al que Télam tuvo acceso, precisa que hasta el presente Arsat conectó a 1.074 localidades a través de la construcción de una red de más 34.450 km, de los cuales más de 31.200 km iluminados.

El grueso de la inversión (US$ 94 millones) se destinará a expandir la red federal y mejorar la infraestructura de conectividad internacional, de modo que favorezca la calidad de la digitalización y la reducción de los precios.

De todos modos, se admite que la conectividad vía fibra óptica no siempre es económicamente factible, ya que «en localidades alejadas a más de 50 km de las redes troncales, el tendido pasa a ser muy costoso respecto de otras tecnologías, como ser la banda ancha satelital».

Integración digital

También se prevé adquirir y actualizar equipamiento para el Centro de Datos de Arsat, lo que permitirá mejorar la calidad del servicio debido a mayores capacidades de almacenamiento, procesamiento de datos y apoyo al desarrollo de la estrategia de nube de Gobierno para mejoras de eficiencia y creación de contenido local.

Otros US$ 5 millones reforzarán capacitaciones en habilidades digitales y la promoción de mejores prácticas en la Subsecretaría de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, para el uso de la nube pública y la integración de servicios al ciudadano, a fin de favorecer la eficiencia.

Agregar valor a las regiones

El incremento de la conectividad, resaltó el BID, habilitará el acceso a los canales de servicios digitales al ciudadano previstos por los gobiernos nacionales, provinciales y municipales; a los canales educativos sobre plataformas digitales; a servicios de telemedicina y seguridad ciudadana; y a todos aquellos servicios públicos que agregan calidad por medio de la capilaridad digital.

En términos económicos, el acceso a internet de calidad permitirá agregar valor a las distintas regiones alcanzadas, al incluirlas en los servicios asociados al comercio electrónico, la automatización por medio de sistemas de dispositivos físicos o IoT (Internet de las Cosas, por sus siglas en inglés); y la mejora de los servicios de logística, utilizando plataformas digitales de colaboración y coordinación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: