El gobierno de Venezuela aumentó el salario mínimo a 3,54 dólares, contando un bono de alimentación

Compartí este articulo!

El gobierno de Nicolás Maduro anunció este sábado un incremento del salario mínimo mensual del país, en momentos que la mayoría de los venezolanos no tienen la capacidad de satisfacer la totalidad de sus necesidades básicas de alimentación.

A partir del 1 de mayo, el salario mínimo mensual se elevará a siete millones de bolívares, lo que equivale a unos 2,47 dólares al tipo de cambio oficial, que sumado a un bono de alimentación de tres millones de bolívares, incrementará la remuneración mínima legal a 10 millones de bolívares o 3,54 dólares por mes, según informó el ministro del Trabajo, Germán Eduardo Piñate, en un acto con motivo del Día del Trabajador.

El alza representa 1,12 dólares menos en comparación al monto anunciado el 1 de mayo de 2020, que ubicó la remuneración mínima mensual en 4,66 dólares al mes al tipo de cambio de entonces.

Venezuela ya es el país más pobre de América, con niveles de desnutrición de naciones africanas

Pese al aumento, el salario mínimo de Venezuela sigue siendo el más bajo de la región y es insuficiente para cubrir las necesidades básicas de la mayoría de sus pobladores, quienes tienen una dieta deficiente, de acuerdo con cifras del Programa Mundial Alimentación de las Naciones Unidas (PMA).

El aumento se produce días después que la administración de Maduro y el PMA suscribieron un memorando de entendimiento por el cual el organismo internacional comenzará una operación humanitaria en Venezuela, enfocada en los niños con una dieta deficiente.

Venezuela cursa su sexto año en recesión y su población es azotada por los altos precios de los alimentos, los bajos salarios en bolívares y precios fijados en dólares. A ese escenario se suma una alta inflación de cuatro dígitos que condena a millones a vivir en pobreza.

De acuerdo con cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI) se estima para Venezuela una inflación del 5.500% al cierre de 2021.

El Banco Central de Venezuela, que acostumbra a reportar las cifras oficiales con demora a veces de hasta un año y a menudo incompletas, informó que la inflación acumulada entre enero y marzo fue de 127,8%, sin dar otros detalles.

En la práctica, el incremento de la remuneración mínima legal anunciado apenas alcanza para comprar un kilo de carne de ganado vacuno al mes.

Los cortes de segunda tienen un costo promedio de tres dólares por kilo, pero su precio en bolívares suele experimentar en bolívares saltos de 20% o más al mes por la constante devaluación de la moneda nacional.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: