Un informe desestima aumento de casos de cáncer en Japón por el desastre de Fukushima

Compartí este articulo!

Madrid. El Comité Científico de las Naciones Unidas para el Estudio de los Efectos de las Radiaciones Atómicas (UNSCEAR) sostuvo en un informe que el desastre de Fukushima no provocó un aumento del riesgo de padecer cáncer entre la población japonesa.

La radiación de la planta nuclear que fue alcanzada por el tsunami que asoló la costa este japonesa el 11 de marzo de 2011 no ha supuesto estadísticamente un aumento de este riesgo “más allá de lo normal”.

Los científicos hallaron indicios de que el aumento del cáncer de tiroides entre niños en la última década no está vinculado al aumento de la radiación en Fukushima. En otras zonas y otros países con menor exposición a la radiactividad se ha registrado también un aumento de este tipo de cáncer, según los resultados de las investigaciones.

Si bien se ha tratado de la peor catástrofe nuclear desde el accidente de Chernobyl en 1986 y provocó el desplazamiento de 160 mil residentes a causa del aumento de la radiación, el evento supuso “una catástrofe, pero no una de radiactividad”, tal y como insiste el UNSCEAR.

En comparación con Chernobyl, las sustancias radiactivas fueron expulsadas al mar y no al aire, como en Ucrania. Además, los japoneses han consumido un número muy inferior de alimentos contaminados.

No obstante, el comité ha indicado que los hallazgos no implican que no exista un riesgo de padecer cáncer a causa del accidente. Entre las 170 personas que trabajaron en las labores de rescate y se vieron expuestas a altos niveles de radiación, se espera que dos de cada tres sufran algún tipo de cáncer.

Los riesgos de la energía atómica siguen siendo incontrolables, advirtió la ministra alemana de Medio Ambiente, Svenja Schulze. Y afirmó que su ministerio “sigue trabajando con toda su fuerza para completar de forma coherente el fin de la energía nuclear en Alemania”.

Temas Relacionados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: