El presidente de Buenos Aires

Compartí este articulo!

“Soy un porteño muy orgulloso; amo la ciudad de Buenos Aires, pero no disfruto cuando pienso lo desigual que es al resto del país. Me duele la desigualdad”, dijo Alberto Fernández en septiembre pasado.

El umbral del dolor suele ser diferente según cada persona. En el caso de quien hoy es la máxima autoridad del país, se ha mostrado capaz de soportar la desigualdad entre la provincia de Buenos Aires y el resto del país sin demasiados problemas.

Las tarifas se encarecen pero sólo en el interior del país

Pero Fernández no es el único. Todos los presidentes, en mayor o menor medida, utilizaron el discurso del federalismo para sumar adhesiones de gobernadores y de ciudadanos del “interior”. Discurso que luego, en los hechos, nunca se tradujo en acciones concretas.

Las desigualdades a favor de Buenos Aires son históricas. Económicas y sociales. Con presidentes nacidos en La Rioja, en Córdoba, en Santa Cruz o en Capital Federal.

La diferencia, por estos tiempos, la hace la pandemia que afecta al mundo y que puso a las sociedades ante el desafío de ser más solidarias. Esfuerzos compartidos para enfrentar una crisis inédita.

La factura de Epec subirá 21,6% en los primeros cinco meses de 2021

Otra vez llegaron los discursos bien intencionados, llenos de anuncios rimbombantes, como el congelamiento de las tarifas para todo el país. Para que cada argentino pudiera soportar la cuarentena en igualdad de condiciones.

Un esquema que se repite: el presidente parece el presidente de la provincia de Buenos Aires, porque es allí donde está casi el 40% del padrón electoral, clave para ganar las elecciones.

Si los bonaerenses están bien, el Gobierno nacional está tranquilo. El resto podrá esperar, soportando tarifas más altas. De otro país.

Temas Relacionados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: