Desde diciembre de 2019, el salario mínimo en Argentina perdió 20 kilos de asado

Compartí este articulo!

El Salario Mínimo, Vital y Móvil en Argentina (SMVM) es hoy de $ 21.600. A ese tope llegó luego del último acuerdo, que se logró el pasado 14 de octubre.

Sobre esa base, el Consejo del Salario se reunirá este martes, ocasión en que la CGT reclamaría un aumento del haber mínimo de entre el 35% y 40%, el pago en no más de dos tramos y una revisión en octubre, según adelantaron fuentes de la central sindical.

El problema sigue siendo la inflación, que destruye cualquier recuperación salarial en pocos días. Sobre todo, con los alimentos que superan el promedio general de los demás bienes.

Lo sabe el Gobierno nacional, que lanzó una serie de medidas para detener la suba de precios, un dolor de cabeza que se agiganta.

Para entender mejor el problema, uno de los ejemplos más gráficos es el asado: cuántos kilos se podían comprar en diciembre de 2019 y cuántos hoy con un SMVM.

Cuando asumió Alberto Fernández, el SMVM era de $ 16.875 y el kilo de asado de tira en Córdoba (medido por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna) costaba $ 335,12.

En ese momento, esos pesos equivalían a 50,35 kilos.

Hoy, el kilo de asado de tira cuesta $ 701,81 y el SMVM es, como se dijo, de $ 21.600.

¿Cuánto se puede comprar? 30,78 kilos.

Es decir que, en 15 meses, el poder de compra de un salario mínimo perdió casi 20 kilos de asado (19,58).

También se puede hacer el análisis del poder adquisitivo contra la nafta súper en Córdoba. En diciembre de 2019, con un SMVM se compraban 284,38 litros (valía $ 59,34).

En marzo de este año, se podían adquirir 243,79 litros. Es decir que se perdieron 40 litros (casi un tanque).

La nafta no para de subir, en Córdoba y en el resto del país. (La Voz)

Con una diferencia: la nafta se mantuvo congelada por varios meses, lo que posibilitó que la capacidad de compra del salario se mantuviera desde diciembre de 2019 hasta julio del mismo año (en plena cuarentena).

Luego, comenzó la recuperación del precio de los combustibles, y la relación de compra comenzó a bajara sin detenerse hasta marzo de este año.

Pedidos

Ante esta situación, desde la CTA de los Trabajadores que encabeza Hugo Yasky sostuvieron que aceptarían la mejora que propone la CGT, pero en una sola cuota. Mientras que la CTA Autónoma (CTAA), de Ricardo Peidro y Hugo Godoy, exigiría un valor que se aproxime al de la canasta básica alimentaria.

La reunión convocada por el Ministerio de Trabajo, constituirá la sesión plenaria ordinaria del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, órgano tripartito en el que se discuten regularmente los incrementos del salario mínimo y otras cuestiones del ámbito laboral.

El último encuentro de ese cuerpo conocido como Consejo del Salario se realizó el 14 de octubre de 2020 y se estableció un salario mínimo de $ 21.600.

Por la situación de la pandemia, la plenaria ordinaria del Consejo arrancará a las 15 de forma virtual, según convocó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, mientras que a las 16.30 se iniciará la segunda reunión, en la que se procurará consensuar -o en su defecto laudará la cartera laboral- el nuevo salario mínimo, vital y móvil.

Piso

En octubre se estableció el salario mínimo de 21.600 pesos desde marzo y en tres tramos, lo que representó un incremento de 28%, que fue abonado un 12% en octubre, un 10% en diciembre y un 6% en marzo.

Las fuentes del Consejo Directivo cegetista detallaron a la agencia Télam que, en el encuentro de hoy, la CGT solicitará un incremento de entre el 35% y 40% y su pago en no más de dos tramos, aunque aseguraron que “la posibilidad más cercana es que finalmente se convenga un ingreso algunos puntos por debajo”.

Los voceros de la central obrera que lideran Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio) advirtieron que el proceso inflacionario “pulverizó” el ingreso mínimo y que su actual valor está retrasado, por lo que “es necesario actualizarlo en no menos de un 35/40% y en no más de dos tramos”.

Plantearon que “se impone un número que dignifique el mínimo ante el proceso inflacionario, al igual que los valores de las prestaciones por desempleo, por lo que la CGT demandará ese porcentaje. Pero lo más probable es que las presiones empresarias y la realidad económica obliguen a reducir finalmente algunos puntos de la demanda”.

Para la CGT, es “fundamental y vital” que el incremento del mínimo sea acompañado por una nueva convocatoria del Ministerio de Trabajo a rediscutir los valores “no más allá de octubre”.

Desde la CTA de los Trabajadores aseguraron que esa central aceptaría una mejora de entre 35% y 40% si finalmente se conviene en torno a esas cifras en la mesa de discusión tripartita, pero exigirá que el nuevo monto se abone en un solo tramo.

Por otro lado, desde la CTA Autónoma subrayaron que el nuevo monto del salario mínimo, vital y móvil debe aproximarse al valor de la canasta básica alimentaria.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: