La factura de Epec subirá 21,6% en los primeros cinco meses de 2021

Compartí este articulo!

Luego de un 2020 casi sin aumentos debido a la crisis sanitaria del coronavirus, Epec largó el 2021 decidido a recomponer las tarifas en el segmento de la boleta que controla: la VAD (valor agregado de distribución). El primer paso fue el 15 de enero, cuando comenzó a aplicar un incremento que, en promedio, fue del 10,7% para los clientes residenciales.

La anterior suba de la eléctrica controlada por la Provincia se había concretado un año antes, en enero de 2020, cuando había aplicado un 7,87% para todos los usuarios residenciales. El promedio para el global de toda la empresa había sido del 6,46%.

El 10,7% para los residenciales que rige desde el último enero se relacionaba con los incrementos de costos que tuvo la empresa en los primeros tres trimestres del año pasado.

Debía aplicarse en 2020, pero fue suspendido “a raíz de la situación generada por la pandemia con el objetivo de ayudar a los hogares, comercios e industrias a paliar las dificultades ocasionadas por la merma en el desarrollo de las actividades productivas y generadoras de ingresos”, había explicado la Epec.

A esta suba, habrá que adicionarle el 9,84% que la empresa envió la semana pasada al Ente Regulador de los Servicios Públicos (Ersep) para que lo autorice. El expediente está siendo analizado por el organismo, pero se descuenta que tendrá el aval toda vez que al oficialismo le alcanza con los miembros propios en el directorio para obtener una votación positiva.

Fuentes del ente calculan que podría estar aprobado en los últimos días de abril para que pueda regir desde mayo.

Así, el acumulado entre enero y mayo ascenderá al 21,6%.

A a esto se le suma un incremento del 1% que rige desde mediados de este mes para los residenciales por el incremento del valor del gravamen destinado al Fondo Nacional de la Energía Eléctrica (FNEE).

Además, hay que adicionarle el impacto de los impuestos y de las tasas, que en los municipios grandes no puede superar el 10% y, en los más chicos, el 15%.

El nuevo aumento que analiza el Ersep prevé que los grandes consumidores sufran una suba promedio del 5,26%, segmentado de la siguiente manera: 8,85% para los de la categoría baja tensión, 4,18% para los de media tensión y del 2% para los de alta.

Epec espera que el Ersep le avale un aumento (La Voz / Archivo)

Grandes empresas

En lo que respecta a la energía mayorista, responsable de aproximadamente una tercera parte del precio final de la factura, los incrementos dependen de la Nación y no se han modificado en todo el Gobierno de Alberto Fernández para el caso de los clientes de las categorías menores, incluidos los residenciales.

Sí se produjo este mes un incremento por la quita de subsidios eléctricos que en Córdoba afecta a unas 400 grandes industrias y algunos centros comerciales de envergadura.

Los cambios impuestos por la Secretaría de Energía de la Nación, que impactan en hasta en un 57%, iban a regir desde febrero, pero se pospusieron hasta abril.

Ese incremento alcanzó a los grandes usuarios con demandas de potencia superiores a los 300 kW, dejando afuera a organismos públicos, la salud y la educación.

La gran mayoría de los usuarios a nivel nacional, como pequeños comercios, empresas, talleres, industrias, prestadores de servicios y comerciantes, no estuvieron involucrados. Sobre 650 mil que componen ese universo, la medida llegó a seis mil.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: