Fuerte cruce al aire entre Verónica Ojeda y Marcelo D’Alessandro por mencionar el tratamiento de Dieguito

Compartí este articulo!

Una fuerte pelea se desató este lunes en el nuevo programa de Mariana Fabbiani cuando tocaron el tema Diego Armando Maradona.

Uno de los invitados a Lo de Mariana era Mauricio D’Alessandro, abogado de Matías Morla -abogado y socio del fallecido futbolista- quien expuso en el programa, la visión que tiene una de las partes del entorno de Diego.

En medio del programa Ojeda llamó para responderle a quienes la cuestionan por el dinero que ella había requerido a Maradona para cambiar su camioneta blindada de ocho años de antigüedad, que a su vez poseía el certificado único de discapacidad del nene; y el pago de un tratamiento para su hijo en Estados Unidos.

Enojada, Ojeda lanzó: “Se están burlando de los tratamientos de mi hijo. No se metan con los tratamientos y la salud de mi hijo. Eso es malo. Es lamentable hablar del tratamiento de un niño de 8 años, que realmente lo necesita. No hablen del tratamiento ni de la salud de Dieguito, porque ahí están los derechos del niño. Acuérdense de que es menor de edad”.

[embedded content]

Entonces el abogado de Morla salió a decir que quien había hecho público esos tratamientos fue ella misma y no fueron las otras partes: “En el fragor de la pelea vos cometiste la infidencia de contar cuál es el diagnóstico de Dieguito. Ni los más animales se habían animado a decir eso, porque él tiene derechos más allá de que sea tu hijo. ¿Cómo vas a decir lo que tiene tu hijo por plata en un expediente judicial, o que tiene certificado de discapacidad para justificar la compra de una camioneta? ¡Estamos todos locos! Hay que ver si el chico quiere que se lo señale por tener una enfermedad. Que no le reclamen a la gente lo que no hicieron ellos”.

Esos dichos enfurecieron aún más a la ex de Diego Maradona quien aseguró que ella como madre tiene el derecho a hablar del tema, mientras que D’Alessandro le decía que los derechos son para el niño y eso no lo deciden sus padres, pero Ojeda insistió: “¿Por qué voy a ocultar algo de mi hijo que es verdad? Ni vos ni nadie tenés derecho de hablar del niño de esa manera. Yo sí puedo hablar porque soy la madre y tengo todos los derechos”.

Temas Relacionados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: