El «Mandarín», de Bartok, en una magnífica versión

Compartí este articulo!

Aun en los períodos más vanguardistas de la historia de la música, el establishment se ocupaba de censurar obras de los genios de la época, incluyendo a Bela Bartok. Por ejemplo, el famoso ballet “El mandarín maravilloso”. A Bartok le gustaba modernizar la cosas, incluyendo prostitutas y chinos drogadictos, en ambientes sórdidos y alocados. Por eso a esta obra escrita entre 1918 y 1924, pensada para bailarines que contaran la historia con audaces pantomimas, lo convirtieron en un concierto breve, sin que cuente ninguna historia más allá de lo que sugieren los títulos de cada movimiento. Aquí tenemos la música en su largo original en una performance antológica de la orquesta Sinfónica de la BBC escocesa. El duelo entre bronces y percusión estremece, al igual que la anteúltima parte (“La cabeza del mandarín aparece”), con sus extraños coros cantados en algún idioma imaginario. Es que el genio de Bela Bartok, cuanto más afiebrado, mejor. Además de la Segunda Suite del “Mandarín”, el álbum incluye las más relajadas “Canciones campesinas húngaras” y la “Suite 2 para pequeña orquesta”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: