Las universidades nacionales se adaptan a la pandemia y crece la matrícula para 2021

Compartí este articulo!

Para Perczyk el sistema universitario “se adaptó respondiendo y garantizando el derecho a la educación de los chicos y la educación en contra de todo lo que dice la ortodoxia económica y social, es decir, funciona a contra sistema”.

“Cuando hay crisis económica –agregó- el sistema educativo crece y se expande porque los chicos, sobre todo en los sectores populares, ven que es un momento que no hay que perder para poder estar mejor y para eso hay que capacitarse”.

El récord de inscriptos que registran algunas Universidades del país, es un claro ejemplo de que en los momentos difíciles y críticos como los que atraviesa el país, los jóvenes argentinos y argentinas quieren estudiar, formarse y capacitarse.

El relevamiento de las universidades reflejó que, por ejemplo, la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN)tiene un 37% más de inscriptos: 4300 inscriptos más que el año pasado, mientras que la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR) aumentó un 65% al incorporar este año 10.000 estudiantes más.

Una situación similar se ve en la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) que registró un total de 4400 nuevos inscriptos lo que constituye un “récord absoluto” ya que nunca había superado los 3000 ingresantes. Allí, la carrera de medicina fue la que acumuló más interés, concentrando casi 500 aspirantes.

En el norte, para cursar en las casi 80 carreras que dicta la Universidad Nacional de La Rioja (UNLAR) se inscribieron 12.000 estudiantes nuevos cuando esa cifra había sido de 9000 el año anterior.

Lo mismo, ocurrió en la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) que tuvo 6.000 inscriptos en 2020 y llegó a 7.272 aspirantes para este año.

Perczyk agregó que además de haber un récord de inscriptos, una encuesta reveló que siete de cada diez argentinos aprovecharon el aislamiento social, preventivo y obligatorio del año pasado para capacitarse.

El 45% de los encuestados aseguró haberle dedicado mayor cantidad de tiempo a la formación en 2020 que en años anteriores, mientras que el restante 55% le dedicó lo mismo que en años anteriores

Para el titular de Políticas Universitarias el 2021 “vuelve a ser un desafío para las Universidades que trabajan con distintos grados de avance y según su realidad epidemiológica local y regional en esa síntesis que implica capitalizar lo transitado en 2020 para este nuevo año académico”.

Por eso, resaltó que una gran cantidad de universidades comenzaron este primer cuatrimestre con un sistema híbrido que implica combinar la virtualidad con la presencialidad, fórmula que no pudo aplicarse el año pasado, salvo en casos excepcionales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: