Los escritores argentinos elegidos por Granta defienden la voz plural y sin dogma de su generación

Compartí este articulo!
La última edición de Granta.

La última edición de Granta.

Tras ser elegidos entre los mejores narradores jóvenes en español por la revista británica Granta, los escritores argentinos Michel Nieva, Martín Felipe Castagnet y Camila Fabbri analizan la reconfiguración del mapa literario hispanoamericano, se autoperciben como embajadores de nuevas voces y temáticas, y aceptan el desafío de escribir ficción en un contexto de pandemia procurando que ese escenario no sature las narrativas con perspectivas obvias o agobiantes.

El último número de Granta se presentó en el Instituto Cervantes de Madrid y cuenta con textos inéditos de veinticinco narradores de América Latina y España de hasta 35 años. Pocas horas después de enterarse de que integraban el equipo de los «veinticinco mejores narradores jóvenes en español», los tres autores argentinos dialogaron con Télam sobre el sentido del recorte que busca la revista que en 2010 destacó a otro equipo de escritores, ahora consagrado. Fichaban allí por la Argentina, Federico Falco, Matías Néspolo Lucía Puenzo, Patricio Pron, Samanta Schweblin, Oliverio Coelho y Pola Oloixarac.

Nieva, Castagnet y Fabbri, los argentinos elegidos.

Nieva, Castagnet y Fabbri, los argentinos elegidos.

Si bien en esta oportunidad fue menor la cantidad de autores nacionales, la selección permite especular e imaginar el lugar que asumirá la literatura argentina en el marco más amplio de la narrativa hispanoamericana. «Las listas funcionan como mapas, con toda la utilidad que eso significa, siempre que nos acordemos lo que Melville decía en ‘Moby Dick’: los lugares verdaderos no están en ningún mapa. El lugar a encontrar es la inmensa fertilidad actual de la literatura en lengua española, más allá de cuál es el autor que figura en el mapa», define Martín Felipe Castagnet (La Plata, 1986), uno de los seleccionados en esta nueva edición, al ser consultado sobre si la lista permite dibujar los límites de una generación.

"Los cuerpos del verano" y "Los mantras modernos"

«Los cuerpos del verano» y «Los mantras modernos»

Castagnet es doctor en Letras, editor de la revista Orsai y traductor. Fue seleccionado por el Bogotá 39 como uno de los escritores más destacados de su generación, es autor de las novelas «Los cuerpos del verano» y «Los mantras modernos» y se presentó a la preselección de Granta con un relato que es parte de un proyecto en el que trabaja actualmente. «Es un libro de cuentos sobre el arte en un mundo diferente al nuestro. Decidí que fuera uno de esos cuentos precisamente porque creo que Granta podía llegar a valorar esa ambición de crear desde cero, de asumirse creador en todos los sentidos posibles», relata sobre cómo definió qué texto enviar para que lo evaluara el jurado integrado por Chloe Aridjis, Horacio Castellanos Moya, Rodrigo Fresán, Aurelio Major, Gaby Wood y la editora Valerie Miles.

La revista publicará a los autores de la nueva selección simultáneamente en inglés en su edición de «Granta 155: Best of Young Spanish-Language Writers 2» y, en español «Granta 23: Los mejores narradores jóvenes en español 2», en coedición con Candaya, para España e Hispanoamérica y Vintage Español, Penguin Random House, para Estados Unidos

 Nieva envió a Granta "El niño dengue", un relato sobre la transmutación entre un nene y un mosquito.

Nieva envió a Granta «El niño dengue», un relato sobre la transmutación entre un nene y un mosquito.

«Me sorprendí al encontrarme en la lista. Ni bien empecé a escribir me presenté a muchos concursos y nunca gané nada. Con los años me di cuenta de que lo que escribo es más experimental y medio bizarro, no es el tipo de material que suelen premiar», confiesa Michel Nieva (Buenos Aires, 1988), autor de «Papelera de reciclaje», «Ascenso y apogeo del imperio argentino» y «¿Sueñan los gauchoides con ñandúes eléctricos?, un conjunto de cuentos que establecen un extraño diálogo entre la literatura gauchesca y la ciencia ficción. Nieva envió a Granta «El niño dengue», un relato sobre la transmutación entre un nene y un mosquito. «Es parte de una novela que estoy escribiendo. Transcurre en una playa caribeña en la Antártida en el siglo XXV», cuenta el autor sobre el proyecto que presentó. A pedido del jurado y a contramano de cierta moda epocal, los textos debían evitar el registro autobiográfico y la temática de la pandemia. Esos dos requisitos formales, sin embargo, no fueron limitantes para Nieva, quien aboga por una ciencia ficción «como práctica política y no como una estética para endulzar la realidad».

«El capitalismo de mercado usa la ciencia ficción para seducir. Y sin dudas, el discurso que busca estetizar la realidad a partir de la ciencia ficción se intensificó con la pandemia. El capitalismo nos hace creer que estamos viviendo una realidad de ciencia ficción y eso es una gran forma de estetizar el origen de la crisis climática por el estractivismo», advierte y cree que cierta moda por la ciencia ficción en realidad lo interpela a usar el género como una herramienta para «releer la historia de la violencia contra los cuerpos y los territorios».

"Nadie sabe lo que hace" es el texto que presentó Fabbri. Nació en un taller por zoom que hace con la escritora y periodista Leila Guerriero.

«Nadie sabe lo que hace» es el texto que presentó Fabbri. Nació en un taller por zoom que hace con la escritora y periodista Leila Guerriero.

«El pedido de que no se tematizara sobre la pandemia era atractivo para dejar de escuchar la perorata que nos tiene tan agobiados», reconoce la escritora Camila Fabri (Buenos Aires, 1989), la única argentina elegida. En 2012 estrenó su obra corta «Mi primer Hiroshima», que formó parte de la Bienal de Arte Joven 2013, en 2015 publicó «Los accidentes», un libro de relatos coeditado por Planeta y Notanpuán y su novela «El día que apagaron la luz» fue publicada por Seix Barral en 2020.. Se presentó a la selección de Granta con un cuento con una dosis de crónica, «Nadie sabe lo que hace», un texto que trabajó en un taller por zoom que hace con la escritora y periodista Leila Guerriero.

Atento a las demandas de equidad que resuenan en todos los rincones de la sociedad, el jurado de Granta hizo una selección de 13 autores y 12 autoras. Fabbri se siente conforme con esa representación: «Vivimos en otro mundo respecto a una década atrás. Por suerte todavía hay revoluciones y la feminista es una de ellas. Aún en esta suerte de guerra mundial en la que nos toca vivir, las mujeres supimos conseguir nuevos derechos como el aborto legal que nos ponen en una situación totalmente nueva. También a la hora de escribir».

Fabbri advierte que, más allá de lo tentador que pueda resultar definir los límites de una nueva generación, el encanto de la lista radica en que «hay para todos los gustos»: «Conozco a varios de los autores, escucho la voz de una generación y siento que formamos una suerte de pogo. Aunque todos escribimos de formas muy distintas somos los hijos que crecieron en los noventa y eso se cuela en la escritura. Pero a la vez, es un mapa super variado porque ni la década y ni el continente son unificadores».

Castagnet coincide con la escritora sobre la pluralidad de la lista y destaca a «autores fantásticos» como Mónica Ojeda, Alejandro Morellón, Carlos Fonseca, Camila Fabbri, Carlos Manuel Álvarez y Diego Zúñiga. «También me alegra que haya muchos nombres que no conozco, porque para eso sirve una lista como esta», confiesa el autor, consciente de todo lo que aún queda por descubrir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: