Ola de denuncias de inquilinos tras el fin del congelamiento de los alquileres

Compartí este articulo!

“Estamos desbordados. La particularidad que tiene esto es que la crisis fue tan grande que afectó no sólo a los que ya estaban mal, sino también a muchos que tenían empleo y lo perdieron, ahora están endeudados, tienen que pagar esas deudas, el alquiler y además mudarse en el corto plazo”, sostuvo, Fernando Muñoz, director del Programa de Atención de Inquilinos de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires. “Estamos trabajando para intentar postergar unos meses una crisis mayor, estamos desbordados de casos”, sentenció.

El 31 de marzo terminó finalmente el congelamiento de los alquileres, medida que el Gobierno ya no volverá a prorrogar. Esto significa que aquellos que no hayan abonado el alquiler con las actualizaciones ni los montos de los últimos doce meses deberán saldar ahora sus deudas teniendo en cuenta el ajuste correspondiente.

Si bien cada caso es muy particular porque depende del contrato pactado y lo que se haya pagado durante el año, para tomar un ejemplo, un alquiler de un dos ambientes por el que no se abonó nada en los últimos 12 meses y por el que a principios del año pasado se pagaban $20.000 mensuales, y que debía ajustarse alrededor de un 20% semestral, acumula una deuda de $24.000 en el primer semestre y $28.800 en el segundo, es decir, $52.800. A eso se le debe sumar el interés compensatorio que se rige por la tasa del plazo fijo del Banco Nación.

Además, podrán aplicarse intereses compensatorios, pero no punitorios ni moratorios, ni ninguna otra penalidad. Entonces, el inquilino del ejemplo pactado arriba deberá abonar tras el descongelamiento los $28.000 por el alquiler mensual y $52.800 adeudados, que divididos en doce cuotas significan $32.400 por mes. Se trata de una cifra muy alta, considerando que a muchos les costó pagar el alquiler estos últimos meses.

Por otro lado, se estableció la posibilidad de pagar la deuda entre 3 y 12 meses como máximo.

Cabe destacar que hay inquilinos que no pagaron nada, otros que durante el año abonaron un porcentaje, otros que congelaron lo abonado, así que cada caso es distinto.

Desde la Federación de Inquilinos Nacional informaron que alrededor del 50% de los inquilinos del país, unos cuatro millones de familias, tuvieron inconvenientes para pagar el alquiler aunque sea en algún momento del 2020 por la crisis económica e indicaron que en muchos casos se decidió tomar un préstamos personal para no quedar en la calle.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: