Las explicaciones que dieron los vacunados de la lista de Cossar

Compartí este articulo!

En el listado de personas vacunadas que ayer hicieron público los legisladores opositores Marcelo Cossar y Cecilia Irazuzta aparecen 27 nombres. Ninguno de los citados negó haber sido vacunado.

Este diario consultó a todos para conocer los motivos de la vacunación. Walter Grahovac, ministro de Educación de la Provincia, es el funcionario de mayor rango de todos los mencionados. “Le corresponde por ser personal estratégico prioritario, dado que conduce el Ministerio de Educación y debe poner en marcha la presencialidad en el sistema educativo cordobés”, puntualizaron desde la Provincia.

Otros 14 de los mencionados son intendentes municipales. El más relevante de todos es Ignacio García Aresca, intendente de San Francisco, quien en un comunicado conjunto con todos sus colegas del departamento San Justo afirmó que se vacunaron por recomendación de la autoridad sanitaria. Otros se justificaron por estar al frente del COE de cada localidad.

El hecho de ser docentes y tener más de 60 es otro de los motivos de justificación. Pese a que el orden de prioridades fijado por la Nación recién incluye a ese grupo en sexto lugar, la Provincia habilitó esa opción antes que muchas otras.

Publicidad

Medardo Ligorria, secretario de Deportes de la Municipalidad de Córdoba, se vacunó por esa vía. “No tuve ningún privilegio. Saqué el turno por el Cidi como docente de más de 60 años y me citaron por mail al Comedor Universitario. Me parece muy desagradable que se haga política barata con esto”, indicó Ligorria, quien exigió retractación a Cossar y advirtió sobre acciones judiciales.

También se justificaron con ese causal de ser docentes mayores de 60 años Héctor Gattás, exdirector general de Planeamiento de la Municipalidad de Córdoba; Gustavo Rebord (subsecretario de Desarrollo Urbano del municipio) y Carlos Carelli (director General de Asuntos Judiciales del municipio).

En el caso de Gabriel Kloner, director corporativo de la productora Ideas HD, la situación es más confusa, puesto que es docente jubilado. “Me llegó el mail y saqué el turno. Tengo 68 años, soy jubilado docente universitario y tengo varias comorbilidades”, indicó.

Varios de los mencionados se justificaron por ser personal de salud, aunque en simultáneo ocupen puestos legislativos o ejecutivos. Esa fue la explicación de la legisladora provincial Liliana Abraham (bioquímica), el concejal oficialista de Capital Nicolás Piloni (odontólogo), el secretario relator del Concejo Deliberante de Capital, Rodrigo Juárez (odontólogo), y la subdirectora de Personas Mayores de la Municipalidad de Córdoba Liliana Garraza (kinesióloga).

Otro funcionario municipal vacunado es Leonardo Lewylle, subsecretario de Gestión Comunitaria, inmunizado por pertenecer a la Secretaría de Salud del municipio. La legisladora Alejandra Piasco no explicó por qué logró vacunarse.

Publicidad

El caso del rabino Marcelo Polakoff es ajeno a todas las categorías anteriores: “De ningún modo soy VIP. Fui a la Fico a hacer cola sin turno, como cualquier hijo de vecino, y me vacunaron”, explicó, y aclaró que oficia como capellán en hospitales y terapias intensivas.

Cossar: Esos 27 no deberían estar vacunados

Pese a las explicaciones que fueron brindando cada una de las 27 personas incluidas en el listado de supuestas irregularidades en la vacunación, el legislador Marcelo Cossar ratificó su denuncia pública.

Publicidad

“Las explicaciones que dan contradicen el criterio fijado por el plan nacional de vacunación. Que digan que se vacunaron porque son docentes de más de 60 años no es justificativo, porque en el orden de prioridades, los docentes y no docentes están en sexto lugar, y dentro de ese grupo, los que tienen más de 60 tampoco son prioritarios”, indicó Cossar. El orden fijado por esa normativa nacional establece el primer lugar entre las prioridades para el personal de salud, luego los adultos mayores de 70 y residentes en geriátricos, más tarde los adultos mayores de 60, luego el personal de las Fuerzas Armadas, Seguridad y Penitenciarios, posteriormente los adultos de entre 18 y 59 con factores de alto riesgo (diabéticos, cardíacos, etcétera). Recién en el sexto lugar está el personal docente y no docente.

“Es la Provincia la que debe explicar por qué permitió que se violen las prioridades de este modo. Esas 27 personas que nosotros señalamos no deberían estar vacunadas y se vacunaron con la anuencia oficial. Ni hablar de los intendentes, que bajo ningún concepto debieron ser inmunizados”, dijo Cossar.

SÍNTESIS POLÍTICA

Información exclusiva y el mejor análisis, los lunes en tu correo.

¡Gracias por suscribirte!

Ha ocurrido un error, por favor intente nuevamente más tarde.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 24/02/2021 en nuestra edición impresa.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: