A dos años de su muerte, la familia de Natacha Jaitt organizó una marcha para pedir justicia

Compartí este articulo!

A su vez, agregó al respecto: “La tablet fue desbloqueada en marzo del 2020, un año después de su muerte, gracias a la presentación que hicimos exigiendo que se desbloqueé cuando vimos que desbloquearon los dispositivos en la causa Báez Sosa al toque. La desbloquearon 1 año después la de Natacha…”

Embed

“Se muere Maradona después de una vida llena de excesos en su cama, su casa, imputan a todo el equipo médico por “Matarlo”. Encuentran a Natacha Jaitt muerta y desnuda en otra cama después de haber recibido amenazas de muerte, ningún imputado. Misma fiscalía en ambas causas”, agregó Ulises.

Embed

En tanto su hija, Antonella Olivera, también incentivó a la convocatoria a través de un posteo en Instagram: “Este 23 de febrero se cumplen 2 años desde que no estás físicamente, tú alma siempre está conmigo y sé que aún luchas para que se haga justicia. Tus asesinos están sueltos y nadie hace nada al respecto, luchamos constantemente para que tu nombre no se manche y que nadie te falte el respeto”.

“Es duro vivir con esta herida que dejo tu partida y jamás va a cicatrizar. Este 23 vamos a marchar por vos en PLAZA ZAPIOLA (Mariano Acha al 2000) 11 am. Todos aquellos que se puedan acercar, van a ser más que suficientes para protestar para que ninguna mujer sea minimizada en este patriarcado, en esta sociedad machista que pretende que nos quedemos calladas ante la impunidad de los que con poder pueden zafar… TE AMO HOY Y SIEMPRE, donde quiera que esté jamás voy a dejar de luchar”, concluyó la joven.

La muerte de Natacha Jaitt

Natacha Jaitt (41) murió la madrugada del 23 de febrero de 2019 en el salón de fiestas Xanadú situado en Isla Verde al 600, de villa La Ñata, Benavídez, partido de Tigre; al que había concurrido por una reunión de negocios para programar un evento.

En un momento de la noche, durante la cual se consumieron drogas y alcohol, la conductora y modelo sufrió una «insuficiencia respiratoria por edema agudo de pulmón» y una «falla multiorgánica» y murió, según los resultados de la autopsia.

Las pericias toxicológicas confirmaron que Jaitt consumió cocaína y alcohol antes de morir y no detectaron la presencia de ningún veneno. Los peritos hallaron rastros de cocaína en las fosas nasales, sangre, orina y en el estómago, mientras que la alcoholemia detectó que tenía 0,7 gramos de alcohol en sangre.

La familia Jaitt siempre sospechó y planteó que la muerte podía haber sido un homicidio, aunque para los fiscales de Tigre todo indica que fue producto de la ingesta voluntaria que hizo esa noche de cocaína.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: