Transporte: analizan sumar horarios y habilitar que los pasajeros puedan viajar parados

Compartí este articulo!

Ana B. vive en barrio Jardín, de Córdoba capital, y es una de las mamás expectantes sobre qué pasará con el transporte urbano cuando en marzo se inicien las clases. Por la pandemia, la línea 600 que llevaba a su hija a una escuela cerca de la rotonda de barrio Las Flores, en la zona sur, fue recortada, por lo que este año debería tomarse cuatro colectivos por día para ir al colegio.

Así como Ana, hay muchas otras mamás y papás preocupados por el funcionamiento del transporte urbano de la ciudad de cara al inicio de clases. Frente a la consulta de La Voz, desde la Municipalidad de Córdoba aseguraron que hay en estudio un nuevo esquema de frecuencias para reforzar la demanda escolar, pero que al mismo tiempo se tendrá en cuenta el pedido de las empresas transportistas para que los pasajeros puedan viajar parados.

“Tuvimos 11 meses cuidándonos. Mi hija no fue a sus actividades habituales porque estamos en pandemia y ahora que comienzan las clases presenciales, ya no está la línea 600 que servía para que muchos papás mandáramos a nuestros hijos al colegio”, insistió la mujer.

“No sabemos si las clases empiezan porque el colegio no estaría en condiciones y tenemos que esperar a que los docentes terminen su capacitación. No sabemos otra cosa que comienzan el 1° de marzo, y mucho menos cómo será el transporte”, sumó otra mamá que tiene a sus dos hijos en el nivel primario.

Publicidad

Desde hace dos semanas, se mantiene en Córdoba capital un promedio diario en el corte de boletos de unos 210 mil pasajes, con algunos picos de 250 mil. Muy por debajo de los 750 mil boletos que se cortaban antes del aislamiento obligatorio dispuesto en marzo de 2020.

Frente a esta situación, los funcionarios municipales trabajan para presentar esta semana un nuevo esquema de frecuencias que tenga en cuenta el retorno de la actividad escolar. Además, se comprometieron a revisar algunos recorridos de las líneas principales.

Además, fuentes de las empresas de transporte confirmaron que se hizo un pedido expreso al Centro de Operaciones de Emergencias (COE) para que se habilite a los pasajeros del transporte urbano a viajar parados. En la actualidad rige una disposición en la que sólo está permitido abordar el colectivo y viajar sentado.

De esta forma, los colectivos no pueden transportar más de unas 30 personas sentadas.

Choferes, cansados

Publicidad

Sin embargo, en los horarios pico, a primera hora de la mañana y por la tarde, hay líneas que cruzan el área central repletas de pasajeros. Los choferes dicen estar cansados de advertir a los usuarios que no pueden subir si ya todos los asientos están ocupados; en tanto que los pasajeros se quejan por las esperas y el amontonamiento dentro de las unidades.

“No podemos llevar gente parada. Lo estipulado es una persona por asiento. Pero mi recorrido pasa cada 45 minutos. Si llego a la parada y hay tres personas esperando y no las llevo, me comen viva”, graficó una conductora de Ersa que pidió reserva de su nombre.

“Lo único que nos dijeron es que pondrán más servicios, pero es un desastre cómo se está trabajando. En Ersa salen 250 colectivos a la calle y antes del mediodía vuelven 70 rotos. Sacaron servicios de las puntas de líneas, hay recorridos que andan cada hora y si se rompe un coche, salen cada dos horas”, confió el delegado de una de las empresas.

Publicidad

Prometen más coches

Fuentes del municipio confiaron que directivos de Ersa se presentaron ante el área de Movilidad Urbana para hablar sobre la sostenibilidad del sistema, pidiendo precisiones sobre los cambios que se aplicarán. En esa reunión se habría acordado también la compra de nuevas unidades, con una inversión de 20 millones de pesos. “Por más que haya otras empresas (Coniferal y Tamse), los usuarios no lo perciben si andan mal Ersa y Aucor, ya que tienen dos tercios del sistema de colectivos”, se sinceró un funcionario municipal.

Al mismo tiempo, desde el Palacio 6 de Julio reconocieron que es inviable que se subsidie a las empresas por la caída en el número de pasajeros. Frente a ello, una de las variantes que solicitaron los empresarios es la autorización para el traslado de personas paradas, tal como ya sucede en otras jurisdicciones.

Demoras. Los pasajeros se quejan por las escasas frecuencias de algunas líneas. (Pedro Castillo)

Fuentes de las empresas confirmaron que hubo un pedido expreso para que se permita el viaje de pasajeros parados. La nota, que fue elevada por el presidente de Fatap, José Cano, y dirigida al intendente de Córdoba, Martín Llaryora, plantea modificaciones en el protocolo para transportar más pasajeros que la cantidad de asientos disponibles, tal como está habilitado en otras ciudades y atendiendo al inminente inicio de clases.

“Existen otras jurisdicciones que ya han modificado sus protocolos permitiendo que viajen personas paradas. Sólo por nombrar algunas: San Juan (10 personas), Jujuy (10), Ciudad Autónoma de Buenos Aires (10), Santa Fe (20), Provincia de Buenos Aires (10), en todos los casos en los horarios de mayor requerimiento del servicio”, se detalló.

“Se está volviendo a la escolaridad presencial en todos los ciclos, por lo cual será necesario atender las necesidades de esos usuarios (alumnos y docentes), que evidentemente se van a incrementar”, agregaron.

Desde el municipio dijeron que trasladarán en estos días el planteo a los responsables del COE, al tiempo que los técnicos trabajan en el armado de un nuevo esquema de frecuencias para ser presentado esta misma semana. Se buscará con ello disminuir el tiempo de espera y evitar el amontonamiento de pasajeros.

En horario pico

No obstante lo anterior, la semana pasada La Voz advirtió la circulación de coches repletos de pasajeros, sin que se respetara la obligación de ocupar sólo los asientos disponibles en el interior de las unidades.

“Casi siempre que tomo el colectivo al salir de mi trabajo para ir al Centro, está lleno. Viaja mucha gente parada y los choferes ya no dicen nada. ¿Qué pasará cuando vuelvan las clases?”, se preguntó Rocío Medina, una empleada doméstica que toma habitualmente la línea 82.

Entre los cambios que se analizan se apunta a mejorar las líneas troncales con frecuencias de 10 minutos. Esto es estudiado por los técnicos de Movilidad Urbana, de acuerdo con datos estadísticos y la información que les proporciona la Provincia sobre los nuevos inscriptos en el Boleto Estudiantil Gratuito (BEG).

En la ciudad de Córdoba, este pase alcanzaba antes de la pandemia a unos 100 mil usuarios, entre docentes, universitarios y estudiantes de los niveles primario y secundario. Ahora, se estima que la población beneficiaria del BEG quedará reducida a unas 50 mil personas por día para el transporte urbano, ya que el esquema de dictado de clases será mixto, entre presencial y virtual, con los chicos asistiendo al colegio sólo algunos días de la semana.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

¡Gracias por suscribirte!

Ha ocurrido un error, por favor intente nuevamente más tarde.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 22/02/2021 en nuestra edición impresa.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: