Una crisis obligó a productores apícolas a agruparse y hoy quieren exportar

Compartí este articulo!

Ya llevan más de quince años trabajando.

La Cooperativa Apícola del Paraná Limitada incluye a una masa societaria que abarca desde el área noroeste de la provincia de Entre Ríos, desde el río Gualeguay hacia el río Paraná y desde el centro de la provincia hacia el norte, y también entran allí a sus vecinos del norte santafecino.

“Nuestra Cooperativa surgen en el año 2004 cuando teníamos una gran crisis de comercialización debido a un contaminante que apareció en un antibiótico y provocó un colapso en los precios, no podíamos colocar la miel y éramos productores muy pequeños en ese momento, sin capacidad negociadora”, contó a El Portal de las Cooperativas su presidente Jorge Raúl Pitter.

“Nos organizamos para ver si podíamos canalizar nuestra producción aumentando el volumen de oferta. Tuvimos una experiencia positiva que nos llevó a seguir mejorando en otros aspectos, y con el correr de los años fuimos agregando servicios, mejorando la prestación a los socios, adecuando la extracción a las exigencias de los organismos sanitarios ya sean argentinos o de otros países. Después incorporamos el proceso exportador”, indicó el productor, que al igual que su par uruguayense Alcides Parlatto remarcó que “la miel se destina en un 95 por ciento a la exportación porque tenemos un gran volumen de exportación y un bajo consumo, el consumo per cápita ronda los 250 gramos al año contra un kilo que consumen los alemanes, o un país latinoamericano como Ecuador tienen el 50 por ciento de la población argentina y consumen el doble de lo que hacemos nosotros”.

Aunque aclaró que en el caso puntual de su Cooperativa “la exportación es de manera discontinua porque no tenemos la producción necesaria, por los volúmenes que se manejan y por los compromisos que se deben adquirir con los acopiadores. De todas formas el trabajar asociados nos posesiona de mejor manera para negociar”, reconoció.

La participación femenina

La nueva ley entrerriana sobre la paridad de género abre nuevos desafíos para las organizaciones, sobre todo para aquellas donde el dominio de la actividad no es equitativo ya sea por cuestiones culturales o de realidad, “la actividad apícola es realizada históricamente por hombres pero van apareciendo mujeres que colaboran en el proceso de producción. En el caso nuestro todavía no se manifiesta en el Consejo de Administración pero hay varias mujeres que están trabajando en la Cooperativa como ser en el área comercial, en el laboratorio, tenemos un equipo compuesto por mujeres en el proceso de extracción, pero socia hay una sola por el momento”, explicó Pitter; “somos 24 socios, estamos en proceso de crecimiento de la masa societaria y de la ampliación de la cobertura territorial”, concluyó.

https://cooperativas.com.ar/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: