Tras llamar a su amigo Ginés, Verbitsky logró vacunarse antes que miles de trabajadores de la salud

Compartí este articulo!

«Decidí vacunarme. Me puse a averiguar dónde hacerlo, llamé a mi viejo amigo Ginés González García, a quien conozco desde mucho antes de que fuera ministro [de Salud], y me dijo que tenía que ir al hospital Posadas (…). Cuando estaba por ir, recibí un mensaje del secretario de Ginés, que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio y que fuera al Ministerio a darme la vacuna».

Sin que nadie se lo preguntara, el periodista Horacio Verbitsky confesó en un programa de radio que logró que le aplicaran la primera dosis de la Sputnik V antes que a otras cientos de miles de personas en la Argentina que están anotadas y esperando para vacunarse, gracias a su amistad con el poder.

El periodista, de 79 años de edad, integra el segundo grupo prioritario de vacunación de la lista elaborada por el Ministerio de Salud de la Nación. El primero es el personal de Salud, que hasta el momento no ha sido inmunizado por completo.

Publicidad

En síntesis, Verbitsky, experiodista del diario Página/12 y autor del blog de política El Cohete a la Luna, se vacunó antes que muchos médicos y médicas, enfermeros y enfermeras y personal administrativo de los hospitales y clínicas, pero además logró hacerlo sin inscribirse en ningún registro público: lo hizo tan solo llamando a su amigo, el ministro González García.

«El 12 de marzo tengo que darme la segunda dosis para lograr la inmunidad más alta», dijo Verbitsky y concluyó la entrevista diciendo que se sentía «muy contento» de haberse vacunado.

Nada nuevo

El caso de Verbitsky causó indignación en las redes sociales, inclusive de parte de militantes kirchneristas, que ahora reclaman al gobierno de Alberto Fernández claridad respecto del plan de vacunación y que los responsables de otorgar estas ventajas indebidas brinden explicaciones.

Publicidad

Pero no es el primer caso: el miércoles se conoció el del diputado del Frente de Todos Juan Benedicto Vázquez, de Santa Cruz, quien también recibió la primera dosis de la Sputnik de forma anticipada, y la oposición pide que lo suspendan en su banca —como ocurrió con otro diputado oficialista, el salteño Juan Ameri, quien finalmente renunció tras mostrarse en una escena sexual con su pareja en plena sesión remota—.

El caso de Vázquez se conoció después de otra polémica por la vacunación del intendente de la localidad santacruceña de Luis Piedra Buena, Federico Bodlovic, su esposa, su chofer y su padre, que además es el vicepresidente primero de la Legislatura, José Boldovic.

El director del hospital público de Gobernador Gregores, municipio del que Vázquez fue 14 años intendente, renunció, y el jefe del hospital de Piedra Buena, la ciudad del escándalo anterior, fue apartado.

Publicidad

Es que, además del diputado Vázquez, se supo que se vacunó también el intendente de Gobernador Gregores, Héctor Vidal, de 38 años.

El diputado Vázquez tiene 54 años y hasta el momento no se ha reportado que sufriera alguna comorbilidad (diabetes, obesidad grados 2 y 3 y/o enfermedades cardiovasculares, renales o respiratorias crónicas).

Sin embargo, recibió la primera dosis de la Sputnik V el 6 de febrero pasado, habiéndose inscripto en el grupo de «18 a 59 años con factores de riesgo».

Prioridades

«Nuestro país, al igual que otros países del mundo, va a recibir al principio una cantidad limitada de vacunas, que luego crecerá durante la primera mitad de 2021. Por eso, al inicio del plan de vacunación, algunos grupos tendrán prioridad sobre otros de acuerdo con la exposición a la enfermedad, por las funciones estratégicas que tengan o por los riesgos que presenten», dice el Ministerio de Salud, en la web oficial donde figura la lista de grupos prioritarios de vacunación.

Resalta, además, que «la vacuna será provista por el Estado nacional para quienes integran la población objetivo definida, más allá de su cobertura sanitaria o nacionalidad».

El primer grupo prioritario corresponde al personal de salud (763 mil trabajadores); el segundo, a los adultos mayores de 70 años y quienes viven en establecimientos geriátricos; el tercero, a los adultos mayores de 60 años (7,3 millones de personas entre ambos grupos); después, las Fuerzas Armadas, de Seguridad y de servicios penitenciarios (500 mil); después, adultos de entre 18 y 59 años que presentan factores de riesgo (5,6 millones de personas); después, los docentes y no docentes de nivel inicial, primaria y secundaria (1,3 millones).

Finalmente, el Ministerio, que conduce Ginés González García, señala que tendrán prioridad a la hora de vacunarse «otras poblaciones estratégicas que definan las jurisdicciones, habitantes de barrios populares, personas en situación de calle, pueblos originarios, personas privadas de libertad, migrantes».

No figuran los gobernadores, ni los diputados, ni los senadores, ni los intendentes, ni los concejales, ni mucho menos sus familiares, ni los periodistas, aunque sean amables con el Gobierno, como Verbitsky.

SÍNTESIS POLÍTICA

Información exclusiva y el mejor análisis, los lunes en tu correo.

¡Gracias por suscribirte!

Ha ocurrido un error, por favor intente nuevamente más tarde.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: