Los países centrales discuten un plan de vacunación para África

Compartí este articulo!

 

Los casos de coronavirus se mantenían hoy a la baja en Europa, aunque la OMS pidió no levantar las medidas de prevención mientras avanza la vacunación, mientras en África el despliegue de dosis avanza más lento y la tasa de letalidad por el virus aumentó en el último mes, a punto tal que el tema pasó a ser el principal de debate en la cumbre del G7.

En su primera reunión por videconferencia con Joe Biden, los líderes del G7 se comprometieron a compartir las vacunas contra la Covid-19 con los países más pobres y anunciaron que duplicarán su apoyo colectivo a la inmunización con ayudas de hasta 7.500 millones de dólares, en particular a través del programa Covax de la ONU, dirigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la que Washington se acaba de reintegrar.

Además de Estados Unidos, la Unión Europea ha duplicado su contribución hasta los 1.000 millones de euros (1.210 millones de dólares), reseñó la agencia de noticias AFP.

A su vez, Alemania anunció que aportará 1.500 millones de euros suplementarios (unos 1.800 millones de dólares) a la lucha mundial contra la pandemia.

 

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, propuso a los países europeos y a Estados Unidos que donen a África 13 millones de dosis de vacunas contra la Covid «lo antes posible».

Macron propuso que las dosis sirvan para vacunar rápidamente a 6,5 millones de trabajadores sanitarios africanos.

El programa tiene el objetivo de proporcionar este año vacunas contra el coronavirus al 20% de la población de casi 200 países y territorios participantes, pero sobre todo incluye un mecanismo de financiación que permite a 92 economías de ingresos bajos y medios acceder a las preciadas dosis.

En las deliberaciones, el primer ministro británico, Boris Johnson, instó a sus pares a asegurarse de que el mundo entero esté vacunado y pidió «avanzar juntos» para combatir la pandemia, en el inicio de la cumbre que se desarrolla de forma virtual.

«No tiene sentido que vacunemos a nuestras poblaciones por separado. Tenemos que asegurarnos de que todo el mundo está vacunado, porque se trata de una pandemia global y no sirve de nada que un país vaya muy por delante de otro, tenemos que avanzar juntos», dijo.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo a su vez que está dispuesta a ceder a los países más pobres una parte de la cuota de vacunas de Alemania, lo que calificó como «una cuestión elemental de Justicia».

En otro orden, diplomáticos de varios países se vacunaron o están por hacerlo en Moscú contra el coronavirus con la Sputnik V, después de que el Kremlin invitara a todas las embajadas acreditadas en el país a participar de la campaña de inmunización.

El personal de las embajadas de Estados Unidos, la Argentina, España, Chile, México, Bielorrusia, Afganistán y Mongolia ya aceptó la propuesta y muchos de ellos ya fueron inoculados, informó la agencia de noticias Sputnik.

África

En tanto, África sobrepasó hoy la barrera de las 100.000 muertes mientras enfrenta una segunda ola de la pandemia y busca acelerar el despliegue de vacunas, informaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de África (África CDC).

Desde que se detectó el primer contagio continental, el 14 de febrero de 2020 en Egipto, los 55 países miembros de la Unión Africana acumulan 100.294 decesos, un 4% del total mundial, y 3,79 millones de contagios, un 3,5% de los casos del planeta, según la web oficial del CDC .

 

El continente de unos 1.300 millones habitantes tiene planeado recibir suministros de vacunas para poder administrarlas a entre el 35% y el 40% de su población antes de fines de 2021 y el 60% para fines de 2022.

Un grupo de trabajo creado por la Unión Africana dijo que Rusia ofreció 300 millones de dosis de la Sputnik V, que estarán disponibles en mayo, que se sumarán a 270 millones de dosis de las farmacéuticas AstraZeneca, Pfizer y Johnson & Johnson que la Unión Africana (UA) obtuvo previamente

Las muertes por la Covid-19 aumentaron en un 40% en el continente el mes pasado en comparación con el anterior, según informó la semana pasada a periodistas el jefe de África de la Organización Mundial de la Salud, Matshidiso Moeti.

Este aumento constituye una «advertencia trágica de que los trabajadores de la salud y los sistemas de salud en muchos países de África están peligrosamente sobrecargados», dijo Moeti.

Sin embargo, en la semana que terminó el pasado domingo, el continente experimentó una disminución del 28% en las muertes, dijo ayer el CDC de África.

Europa

En Europa, en tanto, continúan en baja todos los índices de contagios, pero la OMS pidió esos países no bajar la guardia ni levantar medidas de restricción o control, y en cambio aprovechar este tiempo para evaluar sus respuestas ante la pandemia y reforzar sus sistemas sanitarios.

Los nuevos casos declinaron por quinta semana consecutiva, aunque sigue siendo «alto» su número, afirmó el director de la OMS Europa, Hans Kluge, para quien «las nuevas muertes también han retrocedido por tercera semana consecutiva».

«Cuando los casos de Covid-19 están en sus más bajos niveles en varios países, como es el caso ahora, las autoridades sanitarias tienen la posibilidad de centrarse en evaluar y mejorar sus respuestas» a la pandemia, asegura Kluge

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: