En el Gobierno nacional cobra fuerza la chance de postergar las Paso

Compartí este articulo!

Ante la falta de consenso en el propio oficialismo para suspender las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso), en los últimos días, en el Gobierno nacional ganó terreno la opción de postergarlas para septiembre, para realizar la elección general para el primer domingo de noviembre.

Si bien aún no hay una definición, en el entorno del presidente Alberto Fernández admiten que “hoy la chance más concreta es la postergación y no la suspensión de las Paso”.

Aunque ningún funcionario albertista lo confirmó, en las últimas dos semanas hubo un acercamiento del Presidente con Cristina Fernández por este tema.

En esos contactos virtuales habrían consensuado que la “mejor salida” para esta polémica es la postergación de las Paso.

Publicidad

En la Cámara Alta, una senadora y un senador muy cercanos a la vicepresidenta también admitieron en privado que había un “principio de acuerdo” entre los Fernández para postergar las primarias.

Alberto Fernández le comentó a un gobernador de Juntos por el Cambio que sería “más factible” que la oposición –o al menos una porción de ella– apoye una postergación.

Es más, una diputada de Juntos por el Cambio ya presentó un proyecto para postergar las primarias.

El Presidente incluyó en las sesiones extraordinarias un proyecto para suspender las Paso, por pedido de los gobernadores peronistas, entre ellos, el cordobés Juan Schiaretti.

Pero el asunto no se discute, porque los diputados de La Cámpora que conduce Máximo Kirchner no están dispuestos a dar el cuórum para el debate

Publicidad

Esta situación transformó en incierta la discusión, al menos en el Congreso. Aunque todo parece indicar que el propio Alberto Fernández avanzó en la discusión interna dentro del Frente de Todos.

Los gobernadores del PJ, que representan al peronismo tradicional dentro de la coalición gobernante, y también algunos opositores, consideran que este año no deben realizarse las Paso. Piden directamente la suspensión.

El argumento público es que no se sabe en qué condiciones sanitarias llegará el país en agosto. Pero, en el trasfondo, hay otra razón: quieren ganar tiempo para que la economía muestre mejores resultados y así poder obtener una victoria importante directamente en octubre.

Publicidad

Razón de fondo

Pero otra razón de fondo, quizás la más importante, es que los gobernadores son quienes definen las listas de candidatos a diputados y senadores nacionales y quieren seguir ejerciendo esa potestad, a la dura o a la blanda, lo que sería apostando a las negociaciones internas. O sea, listas de consenso, como se dice pour la galerie.

Pero el peronismo cristinista, que pesa fuerte dentro del Frente de Todos, básicamente porque Cristina Fernández es “la dueña de los votos” que llevaron a Alberto Fernández a la Casa Rosada, quiere salir a darles batalla a los gobernadores e intendentes en todo el país para ampliar su representación en el Congreso, en las legislaturas provinciales y en los concejos deliberantes.

Esto último, especialmente en el decisivo distrito de la provincia de Buenos Aires. Los jóvenes de La Cámpora que conduce Máximo Kirchner quieren más poder.

De todas maneras, las diferencias trascienden las fronteras del oficialismo: también las hay en el principal espacio de la oposición, en la alianza Juntos por el Cambio.

Proyectos

El diputado tucumano Pablo Yedlin, del Frente de Todos, presentó un proyecto de ley para suspender las Paso en 2021, “en virtud de la pandemia de Covid y el elevado costo de organizar dichos comicios”, según argumentó.

Esa iniciativa es la formalización de la postura de los gobernadores del PJ, que lograron que el 23 de enero pasado el Presidente de la Nación habilitara el debate, ampliando el temario de extraordinarias para incluir el asunto, con un título tibio: “Emergencia Sanitaria y Calendario Electoral 2021; como abriendo la discusión sobre la suspensión o la postergación, sin pronunciarse.

En Juntos por el Cambio, a su vez, la diputada Carla Carrizo (UCR-Caba) presentó otro proyecto de ley, que propone acortar la duración del proceso electoral, trasladando las PASO de agosto a septiembre, y disminuir el tope de gastos destinados a las Paso del actual 50% al 25% del presupuesto total de campaña para los partidos que no presenten listas internas alternativas.

Si el oficialismo y la oposición quieren suspender o postergar las PASO, ¿por qué no se cambió la ley? Porque no todo el oficialismo y no toda la oposición piensa así.

En JPC, por ejemplo, el diputado Mario Negri (UCR-Córdoba), que preside ese interbloque opositor en la Cámara baja, sostuvo que “suspender las Paso es volver a la Argentina donde te robaban las urnas y volcaban los padrones, donde solo los partidos con grandes aparatos tenían fiscales”. Sin embargo, se declaró predispuesto a discutir “correr las fechas 20 o 30 días por criterios epidemiológicos”.

El argumento de Negri es otro que alimenta la posibilidad que está creciendo en el Gobierno nacional de postergar la fecha de las primarias.

Pero en el mismo bando, el diputado Pablo Tonelli (PRO-Caba) presentó un proyecto de eliminación de las Paso. Y también el oficialismo propone la derogación, con un proyecto del senador misionero Maurice Closs.

De todas formas, en el FDT, al propio Máximo Kirchner y a La Cámpora se les atribuye el rechazo a toda chance de que no se realicen las Paso y proponer, incluso, la realización de las dos elecciones el mismo día, a lo que JPC se opone con firmeza por considerar que sería una suerte de regreso encubierto a la Ley de Lemas.

Esta posibilidad que impulsó en privado el hijo de Cristina Fernández ya fue descartada en el oficialismo nacional.

En la Casa Rosada quieren resolver la incertidumbre de las primarias en marzo, ya en las sesiones ordinarias del Congreso.

El Presidente no hará ninguna gestión en público por esta cuestión. El encargará al ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y al titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que inicien un diálogo con la oposición para postergar las Paso para septiembre.

En el oficialismo nacional aspiran a que al menos una porción de la oposición apoye esta iniciativa.

Además, el Frente de Todos necesita votos –sobre todo en la Cámara Baja– para aprobar la postergación.

Según el artículo 99 de la Constitución Nacional, el Poder Ejecutivo no puede legislar en materia electoral. De modo que toda iniciativa debe ser discutida en el Congreso.

Además, para sancionarla, se requiere la mayoría absoluta de ambas Cámaras.

Es decir, la mitad más uno de sus integrantes, no de los presentes a la hora de votar: 129 de los 257 diputados y 37 de los 72 senadores. Una mayoría agravada.

$17 mil

Millones. En el Presupuesto nacional 2021, el Poder Ejecutivo asignó una partida de 17.171 millones de pesos destinados a la “Ejecución de Actos Electorales”, que dispone la Dirección Nacional Electoral (Dine), que a su vez depende del Ministerio del Interior de la Nación, para organizar tanto las Paso como las generales. Uno de los argumentos de los peronistas es el costo de las elecciones, teniendo en cuenta la pandemia y la crisis económica. Aunque no está desglosado cuánto costarán las primarias.

SÍNTESIS POLÍTICA

Información exclusiva y el mejor análisis, los lunes en tu correo.

¡Gracias por suscribirte!

Ha ocurrido un error, por favor intente nuevamente más tarde.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 14/02/2021 en nuestra edición impresa.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: