Los factores que llevaron a Chile a ser líder en vacunación de Latinoamérica

Compartí este articulo!

“La vacunación masiva es la esperanza para recuperar nuestras vidas y abrazar a nuestros seres queridos”.

Con esta frase, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, sintetizó la expectativa que atraviesa el país trasandino, que lidera la campaña más masiva de vacunación en Latinoamérica.

Con poco más de 18 millones de habitantes, Chile ya inmunizó con al menos una dosis a 1,5 millones de personas. Una cifra considerable si se tiene en cuenta que hasta no hace mucho tiempo Piñera y su equipo de gobierno recibieron críticas por su gestión de la pandemia.

“Esta vacuna es segura, es eficaz y hemos hecho un esfuerzo enorme”, agregó el mandatario, de 71 años, quien ayer, mientras se encontraba de vacaciones, recibió la dosis del laboratorio chino Sinovac.

Del total de vacunados 748.417 son adultos mayores de 73 años y el resto personal sanitario, mientras que el 59,9 % corresponde a mujeres y el 40,1 % a hombres.

Con el 83,6% % de su población inoculada, la pequeña localidad de Laguna Blanca, en el extremo sur del país, encabeza la lista de las primeras diez comunas por avance de vacunación, seguida de la también austral Río Verde (49,2 %).

Publicidad

Chile, que empezó vacunando al personal sanitario de cuidados intensivos el 24 de diciembre y arrancó la inoculación masiva la semana pasada con los mayores de 90 años, administra 5,58 por cada 100 habitantes, según los últimos datos hasta el 10 de febrero del registro Our World in Data, de la Universidad de Oxford.

La cifra de Chile es muy superior a la media mundial -1,9 dosis por cada 100 habitantes- y a las 1,94 dosis en Brasil, 1,18 en Argentina y 0,56 en México.

A la cabeza en el continente americano va Estados Unidos, con 13,53 dosis por cada 100 habitantes, mientras que Israel lidera de lejos el ránking mundial, con 69,46 dosis por cada 100 habitantes, según la universidad británica.

Publicidad

Elogios de expertos

Los especialistas no ahorraron elogios a la campaña de vacunación en el país trasandino. “El número de vacunas que se están inoculando diariamente en Chile es absolutamente un logro y ayuda a combatir el movimiento antivacunas. Solo el jueves se inyectaron 221.459 dosis”, dijo Claudio Castillo, experto en Salud Pública de la Universidad Santiago de Chile.

Según consignó la agencia EFE, el objetivo del Gobierno es inocular a la población de riesgo –casi 5 millones de personas, entre mayores de 65 años, enfermos crónicos, personal sanitario, fuerzas de seguridad y funcionarios en actividades críticas– antes de que finalice el primer trimestre y al 80 % de la población total antes de junio.

Los expertos señalan dos aspectos para explicar la rapidez con la que se está llevando a cabo el proceso, que es voluntario y gratuito: la habilidad en la negociación de vacunas y la amplia red de la atención primaria, que recorre cada rincón de este país de más de 4.200 kilómetros de largo y que le ha permitido realizar exitosas campañas en su historia, como la de la polio en 1961.

Buena movida

Para Castillo, Chile jugó bien la partida con los laboratorios, pues negoció “desde muy temprano” y lo hizo independientemente de la geopolítica, lo que le permitió recibir ya casi 4 millones de dosis de Sinovac.

“La vacuna china no es muy masiva aún, está principalmente en China, Indonesia, Turquía y Brasil. Ahora se están sumando más países, pero al principio no tenía ese halo de sello de garantía que tenía la de Pfizer. La estrategia de Chile de diversificar contratos fue muy buena”, añadió.

Chile, que también aprobó las vacunas de Pfizer y AstraZeneca y se encuentra estudiando la rusa Sputnik V y la de Janssen, tiene comprometidas más de 35 millones de dosis de diferentes laboratorios y de la plataforma Covax, impulsada por la Organización Mundial de la Salud para garantizar un acceso universal.

Desafíos

“El principal desafío para un país como Chile, que tiene condiciones logísticas idóneas, es contar con el stock suficiente”, explicó Cristóbal Cuadrado, académico de la Escuela de Salud Pública de la estatal Universidad de Chile.

En opinión de Castillo, el principal reto aparecerá en unas semanas, cuando la inoculación de la segunda dosis coincida con la campaña contra la influenza en el hemisferio sur, pues “hay que esperar al menos dos semanas entre ambas inyecciones”.

La pandemia ya provocó cerca de 765.000 de infectados y más de 19.200 muertes desde inicios de marzo en Chile, que pasó su primer gran pico en julio y está sumido en una segunda ola. 

Contagios

El Ministerio de Salud de diagnosticó un total de 4.169 nuevos contagios de coronavirus y 83 fallecidos a causa de la enfermedad en las últimas 24 horas.

Según las autoridades sanitarias, el balance del país ascendió a hasta los 768.471 casos confirmados y las 19.345 víctimas mortales debido al virus originario de China.

Un total de 725.945 personas lograron recuperarse, mientras que 22.799 casos permanecen aún activos en Chile.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

¡Gracias por suscribirte!

Ha ocurrido un error, por favor intente nuevamente más tarde.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: