Médico dice que tomó dióxido de cloro en vivo

Compartí este articulo!

En tanto, toxicólogos coincidieron en calificar de «temerario» el uso de dióxido de cloro para tratar la Covid-19, mientras se profundiza la judialización del caso del hombre de 93 años fallecido en el Sanatorio Otamendi, con denuncias promovidas contra la clínica, pero también contra el juez que habilitó la prescripción de la sustancia.

La medida cautelar a la que hizo lugar el juez federal Javier Pico Terrero para que se le administrara a Oscar Jorge García Rúa dióxido de cloro por vía intravenosa, a partir de la prescripción de su médico, llevó a 45 sociedades científicas a pronunciarse en repudio de esta decisión judicial, a avalar el accionar del sanatorio, que se negó a suministrarle la sustancia, y a advertir que es un tratamiento no autorizado por la ANMAT.

En la víspera la ANMAT reiteró su recomendación de «no consumir productos que contengan dióxido de cloro o sustancias relacionadas» ya que «no hay evidencia científica sobre su eficacia y el uso de estos productos podría ocasionar graves efectos adversos».

«En función de la reciente circulación de información respecto del producto mencionado, Anmat recuerda que la utilización de dióxido de cloro para el tratamiento de Covid-19 u otras enfermedades, no cuenta con estudios que demuestren su eficacia y no posee autorización alguna por parte de este organismo para su comercialización y uso», sostuvo el organismo en un comunicado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: