Paritaria: Llaryora y el Suoem acordaron suba de 23,4% en dos veces y un bono

Compartí este articulo!

Aunque la firma será la semana próxima, el gremio de los empleados de la Municipalidad de Córdoba y la administración de Martín Llaryora llegaron a un acuerdo que pone fin al severo conflicto de más de seis meses en el municipio.

El gremio ayer aceptó la propuesta paritaria, que se basa en una suba de 23,4 por ciento –equivalente a la inflación del período enero-octubre– por pagar en dos veces. Con el sueldo de noviembre, habrá un aumento del 11 por ciento y en enero un incremento del 12,4 por ciento. Los aumentos serán inicialmente en concepto no remunerativo, y se irán blanqueando entre febrero y abril.

El acuerdo también incluye la fecha de la próxima discusión salarial: será en mayo. El objetivo de la administración Llaryora es establecer un lapso semestral para la negociación.

Hasta diciembre pasado, los empleados municipales tenían “cláusulas gatillo” bimestral que actualizaban automáticamente los sueldos por inflación y de modo remunerativo. En 2020 no hubo hasta el momento ningún aumento, y en cambio Llaryora aplicó desde mayo un severo recorte salarial que hizo retroceder el sueldo bruto promedio de 135 mil pesos en enero a 92 mil pesos en septiembre. Lo que siguió fue un conflicto gremial que paralizó durante meses varias reparticiones y que el último mes incluyó hechos de inusitada violencia.

Publicidad

 Bono compensador

El acuerdo que ayer aceptó el gremio no restablece la situación previa a ese ajuste salarial, pero incluye varios elementos que acercaron a las partes. El principal es una compensación a los empleados que perdieron una hora de trabajo y el 14 por ciento del sueldo por esa reducción.

Lo ofrecido por el municipio fue un bono de cinco mil pesos no remunerativo que se pagará desde febrero próximo a la mitad de los empleados, que son los afectados por esa medida. Los agentes de Salud y de Educación no cobrarán el bono, dado que no sufrieron la reducción de jornada.

El Ejecutivo también aceptó volver a pagar como remunerativo el adicional por título, uno de los que desde hace meses se abonan “en negro”, y también accedió a normalizar la carrera administrativa, que está suspendida desde marzo.

Se trata de un acuerdo que a la administración municipal le permite salir del conflicto sin tirar por la borda el ahorro salarial alcanzado en el transcurso del año y que al Suoem le permite volver a tener a la inflación como referencia de la actualización salarial, aunque a mediano plazo. Anoche ambas partes celebraban cautelosamente el acuerdo.

Publicidad

El equipo de negociadores gremiales que encabezan la secretaria general Beatriz Biolatto y su antecesor, Rubén Daniele, también pudo presentar ante los delegados una propuesta de compensación. El gremio confirmó que la propuesta fue aceptada por mayoría, pero la discusión en los cuerpos de delegados fue ardua.

Detenciones previas

Mientras los cuerpos de delegados discutían la propuesta salarial, ayer una novedad judicial alteró los ánimos gremiales: cinco empleados municipales –dos de ellos son delegados ante el Suoem– fueron detenidos en el marco de investigaciones por hechos violentos en el transcurso de las protestas.

Publicidad

El fiscal Raúl Garzón, a cargo de la investigación de los incidentes ocurridos en la ciudad, imputó a tres municipales por lesiones leves calificadas y alevosía, por el caso de la agresión al verdulero Marcos Ferreyra.

En tanto, otros dos municipales fueron imputados por intimidación pública agravada por las bombas de estruendo arrojadas contra la Municipalidad y por otra que afectó a un niño en la calle.

Hace dos semanas, la administración Llaryora despidió al empleado que permanece detenido por lanzar bombas con un mortero y advertía que ante nuevas imputaciones por actos violentos actuaría de la misma manera. Eso no ocurrió ayer con los nuevos detenidos durante la jornada clave de la negociación paritaria.

Los términos del acuerdo que pone fin a la pelea

La estrategia oficial: un esquema de subas semestrales

Recomposición salarial. Aumento de 11 % no remunerativo en noviembre y del 12,45% no remunerativo en enero. La suba total será del 23,45% y corresponde a la inflación del período enero-octubre. Los aumentos se harán remunerativos entre febrero y abril . El medio aguinaldo de diciembre se pagará sobre los salarios de octubre, es decir, sin aumentos. En mayo, las partes volverán a discutir el período noviembre-abril.

Carrera administrativa. Se normalizarán los ascensos, que estaban suspendidos. El título volverá a pagarse de modo remunerativo.

Compensación por recorte de la séptima hora. La mitad de los empleados perdió el 14 por ciento de su sueldo por el recorte de una hora de trabajo. El Ejecutivo ofreció pagar un monto fijo no remunerativo de $ 5.000 desde febrero para compensar en parte esa pérdida.

SÍNTESIS POLÍTICA

Información exclusiva y el mejor análisis, los lunes en tu correo.

¡Gracias por suscribirte!

Ha ocurrido un error, por favor intente nuevamente más tarde.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 21/11/2020 en nuestra edición impresa.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: