Los precios, la movida del verano

Compartí este articulo!

A veces es difícil traducir cómo se refleja en la vida cotidiana que la economía cae este año 11,8 por ciento, según la proyección del Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Mundial y de consultoras privadas.

Quizás un modo simple sea decir que perdimos dos íconos cinco estrellas: el Sheraton Córdoba Hotel y el Orfeo Superdomo, que, según sus propietarios, son inviables por la pandemia del Covid-19 y por la futura “nueva normalidad”.

Eran los máximos referentes en sus actividades. Al igual que el país, Córdoba da un paso atrás en el mapa global de la hotelería y del entretenimiento cinco estrellas.

Para cuatro de cada 10 argentinos sumergidos en la pobreza, para los trabajadores que perdieron sus empleos y para 7,1 millones de jubilados nacionales, la caída de la economía se manifiesta en la pérdida cotidiana de calidad de vida.

Publicidad

El relevamiento de expectativas de mercado (REM) del Banco Central prevé una inflación de 35,8%, por encima de la mejora promedio de los asalariados en blanco.

Los jubilados que cobran la mínima tendrán una mejora de 35,4%, al pasar de 14.067,93 pesos en diciembre de 2019 a 19.053 pesos el próximo mes. Siete de cada 10 integrantes de la clase pasiva cobran ese monto. Una miseria injustificable.

El abogado experto en temas previsionales Fernando Viera calcula que los que cobran la mínima perderán 956,62 pesos en relación con la movilidad de Mauricio Macri, que el peronismo combatió con violencia y que el presidente Alberto Fernández suspendió este año.

Para quien tiene un haber de 30 mil pesos, la pérdida será de 4.074 pesos; el de 50 mil, resignará 7.990 pesos; el de 70 mil, 11.907 pesos, y así, según el cálculo del Estudio Viera. Esas jubilaciones corresponden a quienes aportaron 30 años.

La movilidad que proyecta el Gobierno –el promedio simple de los aumentos de los salarios registrados y de los aportes previsionales– deja fuera a la inflación. Para las consultoras, los precios subirán 50% en 2021.

Publicidad

El acuerdo con el FMI –que el ministro Martín Guzmán imaginaba como “una señal tranquilizadora”– pasó para marzo ante el cambio de gobierno en Estados Unidos. El representante de Joe Biden será clave para levantar o bajar el pulgar al acuerdo con la Argentina.

Esa demora supone que Guzmán deberá mantener estable al dólar, en medio de la trepada de los precios de las últimas semanas.

La inflación mayorista de octubre fue de 4,7%. Los comercios minoristas deberán asumir una parte de esa suba o trasladarla al mostrador.

Publicidad

Los márgenes son muy estrechos porque el consumo retrocedió 4% el mes pasado, según la muestra de Focus Market. El rebrote de la inflación es una de las causas principales de la caída.

La carne –un consumo básico, y el alimento que más influye en el índice de precios– le dará otro dolor de cabeza al Gobierno.

Además del aumento estacional por las Fiestas, los costos subieron para los criadores y para los frigoríficos. Los movimientos del dólar y el aumento del maíz son los fundamentos que empujan las subas.

Los analistas prevén un alza de entre 10 y 20% hasta las primeras semanas de enero.

“La mejor inversión es comprar un freezer y llenarlo de carne”, dice Daniel Urcía, al frente de la federación de frigoríficos regionales (Fifra), al dar sugerencias sobre lo que sucederá las próximas semanas.

La buena noticia de la fuerte suba de los granos en los mercados mundiales, que aportarán dólares a las escuálidas reservas del Banco Central, tendrá un correlato negativo sobre los alimentos.

Argentina consume lo que exporta. El descongelamiento de las tarifas de los servicios públicos –también postergado para marzo– tendrá efecto sobre los precios.

Si bien la promesa para los sectores medios es que “copiará” la inflación, el impacto en la industria afectará a todos los bienes.

La estrategia del Gobierno debiera alentar la competencia y las inversiones.

Todos los sectores empresariales le dijeron que el “impuesto a la riqueza” genera desaliento y ahuyenta las inversiones necesarias. Alberto Fernández no supo/no pudo contra la posición de Máximo Kirchner y de Carlos Heller.

El hit del verano será, sin dudas, los precios. Ningún país, menos la Argentina, alcanzará a ser vacunado para evitar la pérdida de estrellas.

SÍNTESIS POLÍTICA

Información exclusiva y el mejor análisis, los lunes en tu correo.

¡Gracias por suscribirte!

Ha ocurrido un error, por favor intente nuevamente más tarde.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 21/11/2020 en nuestra edición impresa.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: