Un policía en el medio de una banda que estafaba con la compra de autos

Compartí este articulo!

Un cabo primero de la Policía de Córdoba quedó detenido por orden de la fiscal Milagros Gorgas en el marco de la investigación para desbaratar a una banda que estafaba en la compra y venta de vehículos a través de un ardid inusual.

Según apuntaron fuentes de Tribunales 2, la organización bajo sospecha había diagramado un engranaje delictivo poco frecuente: lograba engañar a los vendedores de autos a través de giros o depósitos apócrifos y, en paralelo, revendía los vehículos con pedidos de secuestros. Entre los damnificados aparecen reconocidas concesionarias de las ciudad de Córdoba.

Los informantes indicaron que la fiscal Gorgas diseñó un equipo especial de investigación, con tres patas fundamentales: Policía Judicial, Sustracción de Automotores y Delitos Económicos.

En una serie de operativos que se desarrollaron bajo el más absoluto hermetismo en la madrugada de este viernes, los policías terminaron por detener a seis de los 12 sospechosos. Las imputaciones dictadas por la fiscal oscilan entre la asociación ilícita y la estafa.

Publicidad

Según confirmaron en Tribunales 2, entre los detenidos figura el cabo primero Néstor Ariel Cisterna, adscripto a la división Motos de la Policía de Córdoba.

En los allanamientos se secuestraron un auto Peugeot 308, una moto y una gran cantidad de aparatos electrónicos que ahora serán peritados. También, una serie de formularios 08, algunos de los cuales pertenecen a vehículos con pedidos de secuestro por parte de la Justicia.

¿Cómo era la operatoria que ahora se les endilga a los sospechosos imputados?

Bajo un ardid planificado al extremo, una parte de la banda simulaba comprar vehículos de buena fe a particulares. Para ello, varones y mujeres se dividían el rol de los falsos compradores. Lograban la confianza del vendedor, hasta que terminaban simulando giros de dinero o depósitos bancarios fraudulentos. Cuando el propietario del vehículo se daba cuenta de que había sido engañado, el comprador y el auto ya habían desaparecido.

Pero esto no es todo. Estos vehículos los adulteraban para poder reingresarlos en el circuito de la compra y venta de autos. Así, los delincuentes lograron venderles algunos de estos rodados a distintas concesionarias de la zona norte de la capital cordobesa.

Publicidad

En Tribunales 2 indicaron que los estafadores habían logrado un gran poder de seducción para lograr cometer este tipo de delitos. Pero, ante la multiplicación de este tipo de casos, las denuncias se concentraron en la fiscalía de Gorgas, quien bajo el más absoluto hermetismo comenzó a investigar a los posibles sospechosos, hasta que este viernes temprano ordenó los allanamientos.

Según apuntaron fuentes oficiales, tras la imputación y detención del funcionario policial, el Tribunal de Conducta dispuso su inmediato pase a situación pasiva.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

¡Gracias por suscribirte!

Ha ocurrido un error, por favor intente nuevamente más tarde.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: