Súper cepo: ¿el callejón de otro salto devaluatorio?

Después de una renegociación exitosa de la deuda externa y en un mundo de alta liquidez y bajas tasas, la Argentina corre el riesgo de quedar atrapada en el callejón de un nuevo salto devaluatorio.

La razón: el nivel de reservas netas del Banco Central está en zona de alarma, por lo que la entidad, tal como se especulaba desde hace varios días y pese a ciertas resistencias en el mismo gabinete, dispuso acumular nuevas restricciones para acceder al cupo mensual de 200 dólares. 

Pero el nuevo menú de desincentivos tiene una carga de efectos colaterales que ahuyentan las chances de escaparle a la continua depreciación del peso argentino, ya que el problema central es la enorme desconfianza y el profundo deterioro de las expectativas.

La receta, además, tiende a repetir tropiezos pasados. Por un lado, se apela a más impuestos para desalentar la dolarización; por el otro, se incrementa la intensidad de las malas señales para las empresas que están pagando sus deudas en dólares.

Publicidad

En el caso de estas últimas, son empujadas a refinanciar, lo que equivale a una coparticipación tardía del riesgo de default por el que el país transitó hasta hace pocas semanas. Lindo regalo a horas del anuncio de Falabella sobre sus negocios en el país.

No deja de llamar la atención que la medida se haya comunicado casi de manera simultánea con los números del Presupuesto 2021, como si el rumbo que el Gobierno pretende para el año que viene sirviese para calmar los nervios del presente.

Con un desdoblamiento de facto, los precios que las distintas cotizaciones del dólar muestren en las próximas horas empezarán a dibujar la nueva devaluación, pero la profundidad es la incógnita que más inquieta, además del deslizamiento que provocará sobre la tasa de inflación.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: