Nueva victoria diplomática de Israel

En un acto a pura pompa en la Casa Blanca, los cancilleres de Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin firmaron con el primer ministro de Israel dos acuerdos de establecimiento de relaciones diplomáticas, bajo la mirada atenta y alegre del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien prometió que “cinco o seis países” de Medio Oriente tomarán la misma decisión “muy pronto”.

“Tras décadas de divisiones y conflictos, somos testigos del amanecer de un nuevo Medio Oriente”, celebró el mandatario, anfitrión y candidato a la reelección en menos de 50 días.

Junto a él, su “amigo, el premier israelí, Benjamin Netanyahu, calificó el reconocimiento de los dos países del golfo Pérsico a su Estado como un “hito de historia” y agregó que estos acuerdos podrían “acabar con el conflicto árabe-israelí de una vez por todas”.

Al anunciar el acuerdo entre Israel y EAU, los dos países y Estados Unidos explicaron que, en contraparte del reconocimiento, el gobierno de Netanyahu suspendía sus planes de anexión de partes de Cisjordania, uno de los tres territorios que la mayoría de la comunidad internacional consideraba como ocupados y como parte de un futuro Estado palestino en una resolución negociada de ese conflicto.

Publicidad

En el anuncio del acuerdo con Baréin, en cambio, no se hace mención directa a esta suspensión –que el propio Netanyahu relativizó y aclaró que sólo se trata de una postergación–, pero sí se estableció que el reconocimiento buscaba “avanzar” hacia una paz en la región.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 16/09/2020 en nuestra edición impresa.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: