Cómo convertir balcones, galerías y pequeños espacios en jardines floridos

Comparta este articulo

Si algo aprendimos en 2020 es que cada metro de nuestro hogar es importante. Los afortunados que cuentan con grandes jardines pueden aprovechar esa extensión y diseñarlos.

¿Pero qué sucede cuando solo contamos con balcón o con galería y nos encantan las plantas? ¡No todo está perdido! A pesar de contar con espacios pequeños, podemos lograr un ambiente armónico que nos sirva de pulmón o de refugio natural en nuestra vida cotidiana.

Para quienes viven en departamento, los balcones se transformaron en el espacio de descanso y para la búsqueda de naturaleza.

Publicidad

Plantas versus clima

Con la llegada de la primavera, las ganas de embellecer el jardín florecen junto con la naturaleza. Aunque no es cuestión de ir al vivero y elegir la planta que más nos guste, es decir, solo por su aspecto.

Al contrario, cuando pensamos en dotar de verde un balcón, jardines internos o un espacio semiabierto, lo primero que tenemos que tener en cuenta es la temperatura y las condiciones climáticas del lugar, para luego elegir las plantas.

Es fundamental saber el clima del lugar para elegir plantas que resistan las altas temperaturas y que sean agradables al diseño.

Publicidad

“Hay que tener cuidado con la temperatura del lugar, porque depende de la orientación cardinal del espacio y de las horas de sol, la temperatura que puede alcanzar el lugar, la sequedad ambiente que puede tener el balcón y que frecuencia de riego se puede tener. Por eso, la exposición al sol, las baldosas y las paredes pueden generar un ambiente muy cerrado y caluroso, y las plantas pensadas para ese lugar no resisten las condiciones climáticas”, advierte la Ingeniera Agrónoma Andrea Román, coordinadora de En Las Ramas.

Una vez analizados estos aspectos, se recomienda optar por especies resistentes a los cambios de temperatura, pero que a la vez vistosas y que forman parte de las tendencias en la decoración.

“En el caso de las galerías, depende del tamaño del lugar. Se puede poner un formio, que es una planta grande y es tendencia. O si prefieren las flores, un azarero, una lavanda que da aroma al lugar o cactus adultos, que ya tengan un tamaño considerable y se adapten a ese espacio semicerrado. En cuanto a un balcón con sol directo, se puede optar por rallitos de sol, las gazanias o plantas herbáceas que sean resistentes. O bien un rosal o malvones”, detalla la especialista.

Publicidad

Una planta que es tendencia para colocar en galerías y generar mayor amplitud al espacio.

Una de las tendencias que se mantiene con los años es optar por cactus o suculentas, por su resistencia al espacio seco y externo, además de la amplia variedad que podemos encontrar en el mercado. Los precios rondan desde $ 600 hasta  $ 3.000, dependiendo de la variedad del cactus y el crecimiento.

Pero no todo es color verde cactus. Al igual que otras especies, pueden sufrir un proceso de deshidratación si no se adapta al lugar.

De diferentes tamaños y tipos, se transformaron en las plantas fetiches para espacios pequeños. Pero se tiene que respetar el tiempo de adaptación y no exponerlas al sol directo.

“Son una especie rústica, pero se recomienda no exponerlas directamente al sol. En la actualidad, ese tipo de plantas crecen en invernaderos, entonces con muchas horas de sol se pueden quemar. Al necesitar poco riego, lo recomendable es exponerlas entre cuatro y seis horas al sol no muy fuerte, hasta que se hagan más rústicas y se acostumbren al lugar”.

Huerta en casa y jardines verticales a medida

La falta de espacio en los balcones y en las galerías es uno de los aspectos que juegan en contra. Por eso hay que pensar en un equilibrio entre la necesidad de verde y las posibilidades.

Una de las opciones más requeridas en los últimos años son los jardines verticales. Funcionales y decorativos, se puede aprovechar al máximo el lugar, son prácticos y con un diseño agradable.

“Son excelentes opciones, siempre cuidando la variedad de plantas que se coloquen en la estructura. Además, se tienen que ubicar en un lugar favorable para su desarrollo, eligiendo las variedades de plantas adecuadas y un sistema de riego frecuente, porque en verano se necesita más riego”, aclara Román sobre esta tendencia que combina decoración y la posibilidad de sumar más verde en lugares pequeños.

Una opción para optimizar el espacio. Es importante elegir las plantas de acuerdo con el clima del balcón o la terraza.

Otra de las necesidades actuales es contar con una huerta en nuestra casa, que nos permite abastecernos de algunos alimentos o condimentos de manera sustentable. Y es posible pensarla en lugares reducidos. Por lo general, las plantas aromáticas son ideales para cultivar en un rincón preparado y con las condiciones climáticas necesarias.

“Se puede diseñar en una estantería especialmente preparada para una huerta, lo que permite ganar espacio. Y como en todas las especies la exposición a las altas y las bajas temperaturas es un factor por tener en cuenta. Porque hay plantas aromáticas, por ejemplo, la albahaca, que con mucho sol directo se deshidratan fácilmente. Al igual que la profundidad de las raíces de la especie, porque hay hortalizas cuya raíz no necesita mucha profundidad y pueden crecer en una huerta mediana”.

Las huertas caseras son cada vez más frecuentes en los hogares. Buscar estanterías diseñadas para plantas aromáticas y hortalizas es lo más conveniente y accesible.

Decoración, color y estilos

Los elementos decorativos, las macetas, la resistencia del producto al clima, la gama de colores que usemos y el estilo que buscamos para revitalizar los pequeños espacios externos son otros de los puntos fundamentales para tener en cuenta.

Existen algunos elementos que son funcionales a la decoración y permiten optimizar cada metro cuadrado. Las estanterías, los maceteros para lograr diferentes niveles, los cuadros colgantes son tendencia, embellecen el espacio y logran un estilo chic y moderno.

Hay que aprovechar cada metro del balcón. Y los cuadros colgantes son opciones chic y funcionales para decorar.

“Se usan maceteros, cuadros colgantes, también colgantes en hierro que resisten mejor el exterior. En este caso, hay que pensar el espacio para arriba, aprovechar las paredes como decoración. Hoy son tendencia los maceteros de hierro con plantas de exterior; y como utilizan macetas pequeñas o medianas, las especies ideales son el buxus o bebe purpuria. También una lavanda queda muy bien y aporta color al diseño”, cuenta sobre las últimas tendencias para lograr un espacio atractivo, funcional y moderno.

Un material usado en el interior y en el exterior, con un toque moderno y distintivo.

En este sentido, no se recomienda mezclar estilos y hay que pensar en un balcón armónico en tonos, especies y elementos.

“Si prefieren el estilo vintage, se puede optar por combinar muebles antiguos, madera con especies que se llaman comúnmente ‘las flores de la abuela’, como el malvón. En cambio, si elegimos un estilo moderno, el formio o las suculentas con hierro y colores claros”.

Los malvones y los rosales son especies dotadas de color, que aportan un estilo vintage al lugar.

Por último, no menos importantes son las macetas que se eligen en el diseño del espacio. El cemento es un componente muy usado para las macetas en el exterior, aunque a veces resultan poco funcionales.

“Una opción ideal para el exterior y los balcones son las macetas rotomoldeadas, en reemplazo de las macetas de cemento. Ese tipo de macetas son difíciles de conseguir y son caras, pero hay una versión económica, que son texturadas con colores sobrios como el arena o gris. Aunque son de otro material menos resistente en el tiempo. Además, hay que tener en cuenta que el cemento es pesado y con el tiempo pueden aparecer manchas de humedad más allá de la impermeabilización y la porosidad del producto”.

De larga duración, se usan en reemplazo de las macetas de cemento, y tienen un diseño y un acabado moderno.

Tips para tu balcón ideal

  • Analizar las condiciones climáticas del espacio antes de comprar especies.
  • Pensar en un estilo moderno o vintage para el diseño del espacio. No mezclar tendencias.
  • El color se puede aportar con plantas aptas para las altas temperaturas y los lugares abiertos.
  • No exponer las suculentas a un sol directo y fuerte.
  • Diseñar una huerta casera es posible con estanterías. Optar por las plantas aromáticas y las hortalizas con poca profundidad en sus raíces.
  • Buscar elementos decorativos funcionales, como maceteros y colgantes para optimizar el espacio.
  • Tener en cuenta la resistencia y la calidad de las macetas.

(*) Este texto fue publicado originalmente por Los Andes. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: