Cinco jóvenes cordobeses “cocinan” solidaridad en medio de la pandemia

Hace unos días circula el rumor de la existencia de un grupo de cinco chicos y de su obra inusual. No son difíciles de hallar, ni tampoco es complejo corroborar la información. De boca de ellos, La Voz conoció la acción solidaria que lleva alimentos a varios comedores comunitarios de la ciudad de Córdoba.

Pedro Eguiguren (21) vive en barrio Parque Capital, en la zona suroeste de la Capital. El pibe se dedica a estudiar Educación Física en el primer año del Instituto San Miguel. A su vez, está terminando el curso de Acompañante Terapéutico y, como si fuera poco, es el responsable de 200 voluntarios.

El proyecto “Darte” no nació en Córdoba. “Un amigo de Buenos Aires lo había iniciado hacía un tiempo. Y se le ocurrió que también lo podíamos replicar acá”, comenta Pedro.

La idea que llegó desde afuera consiste en reunir voluntades. Así fue como Pedro y cuatro amigos más se lanzaron por su concreción. Todos se conocían de antes, del Instituto Jesús María, ubicado en avenida Fuerza Aérea Argentina y Vieytes.

Publicidad

“Siempre fuimos un grupo de cinco jóvenes, un grupo misionero de la escuela que tuvo como norte la solidaridad. El proyecto de nuestro amigo, de hecho, empezó en el Jesús María de Buenos Aires”, explica Pedro.

Los chicos lo vieron por la cuenta oficial de Instagram de la institución educativa. Como tantas otras cosas que ocurren en las redes por contagio, a ellos se les ocurrió que podían replicar el esfuerzo en Córdoba.

Hay equipo. Los cinco jóvenes dedicaron parte de su tiempo personal a ayudar a familias cordobesas de bajos recursos. (José Hernández)

Puesta en marcha

Publicidad

El primer paso que dieron en este camino fue armar una página de internet para sumar voluntarios. Hace seis semanas lo concretaron y a los pocos días ya contaban con 300 ayudantes. Las tareas son simples: algunos cocinan, otros empacan la comida; otros la reparten.

“Actualmente tenemos 200 voluntarios. Los ayudantes tienen las funciones de cocinar y repartir. Por las restricciones vigentes, cada voluntario cocina en su casa con sus propios elementos”, detalla Pedro.

Los chicos no tienen peso financiero para garantizar insumos. Sin embargo, a través de la página 100 personas se ofrecieron para cocinar. Otro centenar prestaron su tiempo para hacer repartos o donar dinero, comida, bandejas y otros insumos descartables.

Publicidad

“Los cocineros buscan las bandejas vacías los martes en un punto de encuentro, que resultó ser mi domicilio. Se llevan todo a sus casas y entre el martes a la noche y el miércoles a la noche cocinan. Los días miércoles, entre las 16 y las 18, los repartidores retiran la comida en la casa de los cocineros”, relata Pedro.

Cuando la comida está en manos de los repartidores, primero se reúnen en un punto de encuentro. La plaza de barrio Los Naranjos, al suroeste de la Capital, se repite siempre como el lugar elegido.

“Estamos dando comida a siete comedores, en los que se entregan 1.200 raciones. Para nosotros significa la posibilidad de acercarnos a la gente que lo necesita. Es una forma de dar una mano, en este momento difícil que vivimos”, dice el joven sin ahorrar emoción.

El grupo se vio sorprendido por la pronta respuesta de la gente. Pero no se quedan sólo con eso: pensando en el futuro, buscan llegar a más personas. “Vamos a lograr nuestro propósito si la gente se suma a cocinar y envía donaciones. Para que todo sea transparente, contamos con una clave bancaria (CBU) para recibir las donaciones en dinero. Y también nos vienen bien los insumos y los alimentos”, dice Pedro.

El grupo se completa con otros chicos de tan corta edad como él. “También está Cande (19), Meli (20), Valen (20) y ‘El Viejo’ Ramiro (22)”, bromea Pedro.

Este grupo de chicos no dejó de trabajar a pesar de la pandemia por coronavirus, que en Córdoba es cada vez más agresiva. “Nos mueve la alegría de colaborar y la voluntad que siempre tuvimos como grupo. Es parte de ser mejores”, afirma Pedro.

No es para menos: la voluntad de estos jóvenes es un ejemplo. Hay equipo. Hay futuro.

Para contactarse con los chicos y hacer donaciones, se puede llamar al (0351) 157-588686.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 16/09/2020 en nuestra edición impresa.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: