Plásticos y losetas sustentables

Aunque la mayoría de los proyectos vinculados a economía circular están ligados al sector de la alimentación, también van ganando espacio en la industria “dura”.

Aroplastyc, una fábrica de envases y de otros insumos de plástico ubicada en barrio Los Boulevares, de la ciudad de Córdoba, es un ejemplo.

“Es de suma importancia que las industrias tomemos conciencia sobre trabajar fuertemente en estos aspectos”, señala Alfredo Osses, titular de la empresa.

La firma recicla tanto productos propios como ajenos. Recibe polietileno streech, bolsas, rollos de juntas troqueladas, materiales celulósicos, vidrio y metales.

Publicidad

Asimismo, tiene una planta de energía solar, el agua que se usa en los procesos productivos se recicla sin evaporación, se recolecta agua de lluvia para riego, baño o procesos productivos, y en los techos instaló chapas de policarbonatos que permiten usar iluminación natural durante la jornada laboral diurna. 

“Somos parte del planeta, somos responsables de lo que hacemos», es el lema que guía a la empresa, según Osses.

En Monte Cristo, Blangino lleva más de 50 años fabricando mosaicos y puso en marcha dos planes para sumarse al circuito de la economía circular.

El primero: en conjunto con Holcim, diseñaron un sistema para que los restos de mosaicos pulidos se puedan reciclar, convirtiéndolos en cemento. 

Publicidad

El segundo: en convenio con la Municipalidad de La Para, desarrollaron una loseta “sustentable”, compuesta por partes de vidrio reciclados en esa población.

La idea es que este último proyecto escale a través de la construcción de una planta de tratamiento y de molienda que permita procesar 40 toneladas por día de vidrios y de escombros de Blangino. 

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: