Cirugías de columna vertebral y técnicas mínimamente invasivas

Compartí este articulo!

Como parte de la evolución de la cirugía de columna vertebral, hace algunas décadas aparecieron en escena las técnicas mínimamente invasivas o MISS (por sus siglas en inglés Minimally Invasive Spine Surgery) y llegaron para quedarse. Estas ofrecen alternativas -con frecuencia ventajosas- de tratamiento en todas las regiones de la columna vertebral y representan un avance en, al menos, cuatro áreas: microcirugía, navegación, nuevas estrategias de acceso espinal e instrumentación espinal.

En Hospital Privado Universitario de Córdoba estas técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas se implementan desde hace ya varios años y de la mano de los servicios de Neurocirugía y Traumatología y Ortopedia, con un equipo de profesionales subespecializados en columna vertebral. Para comprender más acerca del tema, desde esta institución médica explican cuáles son sus principales características y cualidades.

¿Qué son las MISS?

En primer lugar, es importante comprender que el objetivo de todo procedimiento quirúrgico es resolver el problema clínico del paciente mediante el tratamiento de la patología subyacente. Por lo tanto, al hablar de MISS se hace referencia a un tipo de abordaje que busca evitar al máximo la lesión de los tejidos cercanos a la zona de la patología que se debe tratar. Su principal objetivo es reducir el dolor postoperatorio y facilitar, de dicha manera, la reinserción del paciente a sus actividades cotidianas de la vida diaria, como el trabajo, deportes, entre otras.

Publicidad

MISS, técnicas que llegaron para quedarse. / Hospital Privado Universitario de Córdoba

Estas técnicas, además, permiten el tratamiento seguro y eficaz de pacientes que anteriormente no se consideraban buenos candidatos quirúrgicos para una operación por técnicas tradicionales o no MISS.

Las técnicas mínimamente invasivas aplicadas a la columna vertebral abarcan tres grandes grupos: lesiones traumáticas, patologías tumorales y enfermedades degenerativas. Al respecto, el doctor Gustavo Ibarreta, jefe de la Sección de Patología y Cirugía de la Columna Vertebral del servicio de Traumatología y Ortopedia de Hospital Privado, explica que “estas técnicas aplicadas en pacientes oncológicos, que presentan tumores en la columna o metástasis vertebral, permiten ser mucho menos invasivas considerando su estado de salud general a la vez que produce menores riesgos de infección y una recuperación más fácil”. A su vez, los profesionales afirman que hoy por hoy en procesos tumorales y en afecciones traumáticas de la columna vertebral son las técnicas MISS las que más deberían usarse ya que potencian los efectos finales del tratamiento.

MISS percutáneo para el dolor discogénico, un procedimiento que realizan hace más de 10 años. / Hospital Privado Universitario de Córdoba

Por su parte, el neurocirujano Maximiliano Toscano agrega que “Las técnicas MISS ofrecen un amplio conjunto de opciones quirúrgicas para determinados pacientes. No obstante, en aras de aumentar el porcentaje de éxito, es fundamental establecer de manera precisa tanto el tipo de patología como las características del paciente. De esta manera es posible determinar el procedimiento más acertado para el tratamiento a realizar”.

No cabe duda que el beneficio fundamental para un paciente es solucionar el motivo de la consulta que generará satisfacción con el procedimiento. No obstante, señalan los profesionales, es importante evitar en ese proceso las lesiones secundarias de tejidos propios de la cirugía tradicional y complicaciones asociadas a este tipo de procedimiento.

“El significado de contar con estas técnicas en nuestra institución es poder brindar a nuestros pacientes la técnica más adecuada para el tratamiento de su patología”, remarca el doctor Juan Carlos De Battista, jefe del servicio de Neurocirugía de Hospital Privado.

Tecnología e instrumental: su importancia para llevar adelante las MISS

La utilización de las técnicas MISS en un centro médico depende de muchas variables institucionales, como lo son la tecnología y el instrumental disponible. Particularmente Hospital Privado cuenta con aparatos de radioscopia de última generación, sistemas de navegación y técnicos en imágenes, especializados en la patología raquimedular. La razón de la necesidad absoluta de contar con estas herramientas es que la minimización de una ruta de acceso conduce inevitablemente a una visualización más limitada del campo quirúrgico, o a ninguna visualización en absoluto. Por lo tanto, prevalece el uso de imágenes de rayos X para la orientación local, ya que los puntos de referencia anatómicos visuales que alguna vez fueron familiares en condiciones macroquirúrgicas pueden ser indistinguibles u oscurecidos.  En algunos casos intraoperatoriamente, es necesario utilizar sistemas de navegación para verificación del “área objetivo” de manera segura.

Profesionales de Hospital Privado en quirófano. / Hospital Privado Universitario de Córdoba
 

Cabe agregar también que el equipo de neurocirugía de Hospital Privado realiza abordajes mínimamente invasivos con el uso del microscopio quirúrgico desde hace muchos años y junto al servicio de Traumatología y Ortopedia han incorporado herramientas o instrumentales específicos que aportan diferentes opciones para lograr minimizar el trauma de los tejidos, como tubos dilatadores, endoscopios, sistemas percutáneos de tornillos y cajas, entre otros.

Un desafío para los especialistas

Uno de los aspectos que más impacto ha generado en la cirugía de columna y en el desarrollo de las técnicas MISS, fue la creación de nuevos retos para los especialistas. Además de la evidencia existente, los equipos e instrumental necesarios y la relación de costo-efectividad de la cirugía, existen otros factores que un cirujano debe evaluar antes de realizar el procedimiento. Es importante mencionar que, específicamente para el cirujano, este tipo de procedimientos implican retos como: una adecuada y exacta elección del paciente, una correcta selección del tipo de cirugía y, por supuesto, un amplio y suficiente entrenamiento técnico.

Parte del equipo raquimedular. Doctores Diego Fachinetti, Enrique Fachinetti, Alberto De Battista, Juan Carlos De Battista, Maximiliano Toscano y Gustavo Ibarreta. / Hospital Privado Universitario de Córdoba

Actualmente, Hospital Privado cuenta con estas técnicas MISS y las desarrolla desde hace varios años junto a un equipo que se ha formado tanto a nivel nacional con internacional para aplicarlas con éxito. Dicho equipo de profesionales está compuesto por los doctores Gustavo Ibarreta, Enrique Fachinetti, Alberto De Battista, Diego Fachinetti, Juan Carlos De Battista, Hugo Coca, Gerardo Campos y Maximiliano Toscano. 

El abordaje de patologías raquimedulares se comparte y potencia desde las ramas de la neurocirugía y la traumatología y ortopedia, es por ello que en este centro médico ambas especialidades trabajan en conjunto y realizan el manejo de un gran grupo de patologías en común en esta área.

En relación a este punto, el doctor Ibarreta señala que “los resultados obtenidos se deben en gran medida al trabajo en equipo y a la discusión entre los especialistas para la búsqueda de la selección de la técnica adecuada para cada paciente”.

Los profesionales involucrados en este tipo de abordaje de patologías de la columna vertebral comprenden, además de las especialidades ya mencionadas, a especialistas en medicina del dolor y a médicos especializados en medicina del deporte y fisioterapeutas especializados en la recuperación de pacientes con enfermedades de la columna vertebral que implementan métodos de rehabilitación asistida pre y postoperatoria basados en la recuperación funcional de los pacientes. Trabajar bajo esta perspectiva multidisciplinaria permite que en la institución tenga lugar un tratamiento integral de la enfermedad espinal.

Discusión multidisciplinaria de casos entre profesionales de Hospital Privado. / Hospital Privado Universitario de Córdoba
 

Cirugías seguras en Hospital Privado

A partir del panorama presentado por el contexto actual, Hospital Privado cuenta con un circuito y protocolos quirúrgicos en pos de la seguridad de pacientes y profesionales. Estos se aplican desde la realización de estudios pre-quirúrgicos hasta la admisión y área quirúrgica.  

Llegada la cirugía, entre las principales medidas adoptadas es posible mencionar:

  • La realización sistemática de un chequeo de seguridad relacionada al Covid-19.
  • El acompañamiento de un representante de la institución en todo el proceso administrativo, para una gestión ágil y sin demoras.
  • La disposición de pisos exclusivos para pacientes que hayan tenido una cirugía, con habitaciones individuales.
  • El acompañamiento de 1 (una) persona por paciente solo en aquellos casos en que sea indispensable dicha presencia. En los casos en que no se requiera, el paciente asistirá solo.
  • La lectura del informe médico a través de un contacto telefónico.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: