Del podio de las provincias exportadoras, Córdoba fue la única que creció

Compartí este articulo!

Las exportaciones cordobesas aumentaron 1,6 por ciento en el primer semestre del año hasta totalizar 4.339 millones de dólares, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos que se dieron a conocer este martes.

De las cifras oficiales se desprende que fue el mayor volumen de divisas aportado en al menos cuatro años, ya que la cifra supera a los 4.112 millones de dólares de igual período de 2017, los 4.018 millones de 2018 y los 4.272 millones de 2019.

Córdoba, que representa 15,9 por ciento del comercio exterior argentino, fue así la única provincia con variación positiva entre las tres que suman 70 por ciento de las operaciones.

Buenos Aires, que aporta 35,3 por ciento de las exportaciones, mostró una caída del 12,2 por ciento; y Santa Fe, que participa con un 20,1 por ciento de los envíos, sufrió una baja del 20,1 por ciento.

Publicidad

Del mismo modo, la performance de Córdoba fue superior al promedio nacional, donde se registró una caída del 11,2 por ciento en el comercio exterior.

Si se tiene en cuenta la totalidad de las provincias, independientemente de su participación en el total, Córdoba es una de las nueve que mostró variación positiva entre enero y junio.

El ranking es liderado por La Pampa (25,7 por ciento), seguida por San Luis (14,1 por ciento) y Santiago del Estero (13,4 por ciento).

El agro, la clave

Publicidad

Del análisis desagregado por sectores, se desprende que el crecimiento que mostró Córdoba a contramano del promedio nacional estuvo relacionado al alto peso que tienen las exportaciones agroindustriales sobre el total de las operaciones provinciales.

La mitad correspondió a Productos Primarios (2.188 millones de dólares), un 38 por ciento a Manufacturas de Origen Agropecuario (1.654 millones) y apenas un 11 por ciento a Manufacturas de Origen Industrial (490 millones).

En este marco, la clave del crecimiento del primer semestre fue el empuje de los cereales –trigo y maíz– que representan un tercio de las ventas y aumentaron de poco más de 1.200 millones de dólares el año pasado, a 1.400 millones en la primera mitad de 2020.

Publicidad

El segundo rubro importancia, que son los residuos y desperdicios de la industria alimenticia –mayoritariamente harinas y pellets de soja– significa 20,4 por ciento del total exportado y vio caer los ingresos de casi 1.000 millones de dólares a 850 millones.

El podio se completa con semillas y frutos oleaginosos –principalmente porotos de soja y maní– que aportan 17,3 por ciento de los dólares y sumaron casi 800 millones de dólares, más del doble que en 2019 cuando fueron menos de 400 millones. 

En tanto, grasas y aceites, que agrupan el 10,5 por ciento de los envíos, se mantuvieron estables en torno a 400 millones de dólares; material de transporte terrestre (7,7 por ciento), que agrupa a las exportaciones de la industria automotriz y autopartista, cayó de unos 500 millones de dólares a poco más de 300 millones.

“Las exportaciones del rubro semillas y frutos oleaginosos tuvieron en el período un crecimiento de 123,8 por ciento, que las llevó a desplazar del tercer puesto a material de transporte terrestre, que a su vez registró una caída de 33,8 por ciento respecto al año anterior, debido a la reducción de 24,1 por ciento observada en vehículos automóviles terrestres y de 44 por ciento sufrida por partes y piezas de vehículos y tractores”, precisó el Indec. 

Los principales destinos de las exportaciones de Córdoba fueron los países del sudeste asiático que se agrupan bajo la sigla Asean (Malasia, Indonesia, Brunéi, Vietnam, Camboya, Laos, Myanmar, Singapur, Tailandia y Filipinas), el Mercosur, la Unión Europa, Magreb (Marruecos, Argelia, Túnez, Libia), Egipto y China. 

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: