Cómo fue variando en Córdoba la mortalidad en seis meses de pandemia

Compartí este articulo!

Fue el 29 de marzo pasado cuando se reportó la primera muerte adjudicada en Córdoba al Covid-19: era una mujer, de 89 años, residente en La Cumbre. Desde entonces, la lista se fue acrecentando hasta los 155 decesos reportados por el Ministerio de Salud (hasta el domingo).

Como en todo el mundo bajo pandemia, la estadística de fallecimientos fue creciendo a partir del previo aumento en el ritmo de contagios. La tasa de letalidad (muertes en relación con casos positivos detectados) no ha pegado saltos destacados.

De los 155 decesos reportados en seis meses en Córdoba (sin contar los agregados anoche), 106 corresponden a agosto y a la primera semana de septiembre. Eso implica que el 68 por ciento está concentrado en sólo cinco semanas.

El incremento de las muertes en el último mes no sólo ha sido muy notorio comparado con lo ocurrido de abril a julio, sino que sigue en franco aumento. Un solo dato ilustra ese fenómeno: en los primeros seis días de septiembre, se notificaron 28 fallecimientos, mientras que en ese mismo lapso de agosto habían sido 10. Y en los seis días iniciales de julio no hubo ninguno.

Publicidad

Seguirá trepando

Inquieta asumir que el número de decesos seguirá escalando en el corto plazo, aunque se mantenga similar la tasa de letalidad: es que, a mayor cantidad de diagnósticos positivos, se registra un mayor número de fallecimientos. Y los contagios detectados no dejan de trepar en Córdoba.

De hecho, el promedio en los primeros seis días de septiembre fue de 441 casos nuevos por jornada. En los últimos seis días de agosto, había sido de 353 contagiados. Y en los primeros seis días de agosto, de 117.

La tasa de letalidad se ubica, según el Ministerio de Salud, en el 1,4 por ciento: fallecen, en promedio, 14 de cada mil personas contagiadas.

Publicidad

Contando las 23 semanas transcurridas desde el primer deceso en la provincia, el promedio es de 6,7 por semana. Pero en los tres meses iniciales hubo muchas semanas con cero decesos. Ahora, en los últimos siete días, fueron 31 los fallecimientos (4,5 por día).

Las edades, una clave

La edad promedio de los 155 fallecimientos por Covid-19 en Córdoba es de 71,5 años. Ha ido bajando con el tiempo: hace dos meses era de 78 años y hace un mes se ubicaba sobre los 75 años. Ahora, la edad promedio provincial se asemeja a la del promedio nacional: 72 años.

Publicidad

Entre los cordobeses fallecidos, la persona más joven contaba 27 años y la mayor, 99.

Los decesos de agosto y de septiembre marcan más casos fatales entre menores de 60 años que en los meses anteriores.

De todos modos, más del 80 por ciento de los fallecimientos siguen siendo de mayores de 60 años.

Entre menores de 30 años se reportó una sola muerte (un vecino de Villa Allende, de 27 años). En la franja de 30 a 40 años se suman cinco casos fatales, y en la que va de los 40 a los 50 años se agregan nueve decesos.

Un dato significativo, que es muy similar en Córdoba y en el promedio nacional, es que la edad promedio de contagio se ubica en los 39 años, pero la de fallecimientos, en torno a los 72.

Que la edad es un factor de riesgo clave lo demuestra que, en el país, los mayores de 60 años explican el 13 por ciento del total de contagios, pero el 81 por ciento del total de muertes.

Sexo y lugar

De los 155 decesos notificados hasta el domingo en Córdoba, 86 corresponden a varones. Es el 55,5 por ciento. Esa tasa de más hombres se fue elevando: hasta julio, había una leve mayoría de mujeres.

Entre los contagiados, los sexos se dividen por mitades.

Del total de 155 fallecidos, el 43 por ciento corresponde a la ciudad de Córdoba, donde habita el 40 por ciento de los cordobeses. En las últimas semanas, el porcentaje de decesos en la Capital viene en baja respecto del interior.

Los principales brotes explican parte de los números de fallecimientos. El del geriátrico de Saldán dejó 12 muertes, el del hospital Italiano de Córdoba contó 13 y el foco regional con epicentro en Oliva suma 13 (de los que 11 son de esa ciudad).

Luego, más recientemente, la ciudad de Río Cuarto (que registra un aumento actual de contagios muy notorio) ya cuenta nueve muertes, y sus vecinas Vicuña Mackenna y Coronel Moldes reportaron 12 y seis casos, respectivamente.

Lo de Mackenna es llamativo: con 12 muertes para 10 mil habitantes, su tasa de mortalidad es hasta ahora la mayor para Córdoba. Un signo de que el virus afectó a más personas de mayor edad allí que en otros sitios.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 8/09/2020 en nuestra edición impresa.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: