Piden justicia por el femicidio de Ludmila frente a la comisaría de Francisco Álvarez

Ludmila Pretti tenía 14 años

Ludmila Pretti tenía 14 años

Familiares, amigos y vecinos de Ludmila Pretti, la adolescente de 14 años encontrada asesinada en una casa de la localidad boanerense de Francisco Álvarez, marcharon esta tarde hasta la puerta de la comisaría local para pedir justicia y la detención del autor del femicidio, mientras que por la noche los efectivos dispersaron a grupo de manifestantes que arrojaron piedras contra la seccional.

La movilización inicial estuvo encabezada por el padre de Ludmila y comenzó a las 13 frente a la dependencia ubicada en la esquina de las avenidas General San Martín y Nemesio Álvarez, frente a Plaza Libertad, donde decenas de personas, especialmente mujeres jóvenes, se concentraron en reclamo de Justicia por el hecho que se conoció esta mañana.

Pasadas las 15, los manifestantes prendieron fuego algunos neumáticos a pocos metros del ingreso a la seccional, la cual estaba rodeada por personal policial.

Luego, algunos jóvenes comenzaron a arrojar piedras contra el frente, lo que provocó que los policías ingresaran a la comisaría y apareciera una custodia de personal de Infantería para evitar desbordes, mientras el padre de Ludila les pedía calma a los manifestantes.

Mientras varios vecinos coreaban «¡Justicia por Ludmila!», una de las jóvenes dijo al canal de noticias C5N que el hallazgo de la adolescente ocurrió a una cuadra de su casa y que siente que cada vez pasan «más cerca» este tipo de hechos.

«No se termina más, no paran de matarnos, una no puede salir tranquila a la calle porque estos están como si nada, sueltos, y ahora se dan a la fuga y no sé lo que está haciendo la Policía», expresó.

Otra manifestante remarcó que «esto no empezó hoy, viene hace años» y «que se viralice ahora y salga en todos los medios es otra cosa».

«No porque seamos mujeres no tienen que matar y tirar como basura, ¿cuándo va actuar la Justicia?», preguntó.

«Acá estamos representando a todas las mujeres, porque nos están matando», añadió otra de las manifestantes al canal TN, tras lo cual aseguró que en Moreno «hubo ocho femicidios en lo que va de la cuarentena» lo que, consideró, demuestra que «el Estado está ausente».

Los manifestantes, con carteles que que dicen «Somos la voz de las que ya no están» y «Justicia por Ludmi», entre otras frases, permanecían esta tarde batiendo palmas en la puerta de la dependencia policial.

Luego de que el grueso de los manifestantes se retiraron, un grupo reducido de jóvenes volvió esta noche a quemar neumáticos frente a la seccional y también arrojaron piedras y otros elementos contundentes contra el personal de Infantería que, finalmente, minutos después de las 20, avanzó por las calles de los alrededores para dispersar a los agresores.

Y en el procedimiento se llegó a ver que los policías demoraban a por lo menos un joven que se encontraba en el lugar.

«Lo van a cagar a palos», exclamó Daiana, la esposa del detenido, en declaraciones a Todo Noticias, quien dijo que algunos de los policías estaban «vestidos de civil».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: