Un policía de la Ciudad atacó a un custodio de un testigo clave de la causa «La Salada» y agredió a su empleado de la agencia de autos

Compartí este articulo!

Este fin de semana, un agente de la policía de la Ciudad fue grabado mientras empujaba a un empleado de 22 años de una agencia de autos y le apuntaba a la cabeza al custodio del dueño del local.

[embedded content]
Agresión de policía de la Ciudad

El defensor de los agredidos, Roberto Herrera, denunció el accionar policial y radicará, en las próximas horas, una denuncia por violencia institucional y el accionar del uniformado que estaría identificado.

Según el letrado, el video muestra la brutalidad policial que»casi termina en una tragedia» cuando un policía empujó a un empleado de la agencia de autos y apuntó con su arma reglamentaria al propio custodio del establecimiento. A pesar de identificarse como policía, el uniformado de la Ciudad, le quitó el arma reglamentaria y se vivieron momentos de alta tensión a la luz del día. ¿Qué pasaba si se le escapaba un tiro?

El dueño del local, Orlando Viola, logró convencer al sargento -de apellido Quiroga- que se mostraba violento que llamase a otro uniformado quien le explicó al policía denunciado que debía tranquilizarse ya que «la cosa podía terminar muy mal».

Lo llamativo del hecho, sucedido en Avenida de La Plata al 1900, a metros de la ex cancha de San Lorenzo de Almagro, es que Viola es un testigo clave de la causa La Salada por la que estuvo preso Jorge Castillo. El agredido comerciante aportó valiosa información ante la justicia bonaerense que posibilitó la detención del sobrino del zar de La Salada, Adrián. Tras ese hecho fue apretado por efectivos de la policía bonaerense que decían responder al ex hombre fuerte de la feria clandestina de Lomas de Zamora. Por esa razón, goza de una custodia personal tanto en su domicilio particular como en su local de venta de autos.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: