¿Qué fue de la vida de Andrea Bocelli, el abogado que resignó su carrera para perseguir sus sueños en la música?

Compartí este articulo!

Embed

Sus presentaciones en vivo lo llevaron a girar por todo el mundo y a dar conciertos para expresidentes como George W. Bush, Nicolas Sarkozy y Silvio Berlusconi. Además, en agosto de 2003 hizo historia con «Andrea Bocelli at the Pyramids», un concierto a los pies de las pirámides de Giza, en Egipto, en el marco del Festival Internacional de la Canción de El Cairo. Por otro lado, tuvo la posibilidad de deslumbrar con su talento en eventos deportivos tales como la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de 2006 en Turín, Italia; en la final de la temporada 2008-2009 de la Liga de Campeones de la UEFA en Roma; y encabezó el «Grand Finale» de Concierto de la Copa Mundial de la FIFA 2010 en el Coca-Cola Dome de Johannesburgo, Sudáfrica. Incluso tuvo el reconocimiento de que una sección de la playa de Jesolo, en la costa del Mar Adriático, fuera nombrada en honor a él. Sin dudas, su trayectoria no encontró límites ni fronteras y se fue forjando a medida que avanzaba, valiéndose de una voz única que supo brillar en cada oportunidad que se le presentó.

Embed

Pero el momento más crítico del cantante puede situarse en el 2000. Sandro Bocelli, su padre, murió el 30 de abril de ese año. Sin embargo, su madre lo instó a que cumpliera sus compromisos y apenas un día después de la pérdida, el 1 de mayo, cantó para el Papa Juan Pablo II en Roma. Luego de la presentación, regresó a su casa para el entierro. Pero el 6 de julio realizó un concierto frente a la Estatua de la Libertad y le dedicó “Sogno”, la última de las 21 canciones, a la memoria de él. Sobre el escenario contó con la presencia de la Orquesta Sinfónica de New Jersey, la soprano Ana María Martínez, y la aparición sorpresa de Sarah Brightman, una multipremiada cantante, escritora, actriz y bailarina. Este espectáculo fue filmado y luego se distribuyó en Estados Unidos en VHS. Por desde ese comienzo difícil hasta llenar estadios y deslumbrar a las masas con su talento, el intérprete atravesó una vida en donde las adversidades fueron apenas pequeños obstáculos que no le impidieron lucirse gracias a la magia que despliega sobre las tablas.

Andrea Bocelli

Andrea Bocelli en la actualidad.

Andrea Bocelli en la actualidad.

Foto: Abyss

Pero, ¿en qué anda Andrea Bocelli?

En el contexto de la pandemia, el tenor italiano siguió ofreciendo melodías con las limitaciones que impone la cuarentena. A principios de abril realizó un concierto doméstico con su piano en el marco de «La música une», un show a beneficio que organizó la RAI con más de 20 figuras de la canción italiana y que logró más de 3 millones de espectadores. Días después, el domingo de Pascua, ofreció un concierto llamado “Música para la esperanza” desde la Catedral de Milán, cuyas butacas estaban vacías. En esa oportunidad, Bocelli interpretó piezas como “Ave María” y “Santa María”. Por otro lado, en mayo confirmó que sufrió de coronavirus Covid-19 y que prácticamente fue asintomático, ya que solo presentó algunas décimas de fiebre. En tanto, se presentó en un hospital de Pisa para donar plasma. Por último, la gran expectativa está puesta hacia el futuro, ya que en octubre llegará finalmente a los cines Fátima, la nueva película dirigida por Marco Pontecorvo, para la que Bocelli interpretará el tema original, “Gratia plena”.

Embed

Andrea Bocelli

Andrea Bocelli junto a su familia: su esposa, Verónica Berti, y sus tres hijos, Amos, Matteo y Virginia.

Andrea Bocelli junto a su familia: su esposa, Verónica Berti, y sus tres hijos, Amos, Matteo y Virginia.

Gentileza: The Times (MARK SELIGER)

Pero el cantante no está solo, ya que ha sabido formar una gran familia. Con su primera esposa, Enrica Cenzatti, estuvo casado entre 1992 y 2002 y tuvo dos hijos: Amos, quien nació en febrero de 1995 y Matteo, músico también, en octubre de 1997. Con este último ha grabado “ Fall On Me”, una canción que se constituyó como el primer dueto de ambos. Más adelante, en marzo de 2014, contrajo nupcias nuevamente con Verónica Berti y tienen una hija en común, Virginia, de ocho años. Las revistas pudieron fotografiarlos practicando windsurf en aguas mediterráneas, montando a caballo, esquiando e incluso patinando. La discapacidad que se le diagnosticó al nacer no lo limitó en ninguno de los ámbitos de la vida, y por eso continúa generando éxitos que nutren una carrera en donde no escatimó en talento, gracia y destreza vocal tanto dentro como fuera del estudio de grabación.

Embed

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: