Exclusivo. Qué dijeron los penitenciarios citados por la CBI sobre el presunto espionaje ilegal en Ezeiza

Compartí este articulo!

Tal como anticipó PeriodismoyPunto, el Congreso empezó este miércoles a investigar el capítulo penitenciario de la causa por espionaje ilegal. Fue así que por la Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia pasaron Juan Carlos Lafuente y Sonia Álvarez, quienes ocuparon lugares claves dentro del Servicio Penitenciario Federal (SPF) al momento de los supuestos hechos.

Lafuente fue hasta diciembre Director General del Cuerpo Penitenciario. Entonces dejó el cargo por una denuncia por acoso sexual. Sin embargo, el cambio de gobierno y la crisis del SPF a partir del motín de Devoto terminaron reposicionándolo como Director de Régimen Correccional. Álvarez, en tanto, fue jefa del penal de Ezeiza y una socia estratégica del juez Federico Villena. Hoy es Directora del Cuerpo Penitenciario.

El primero en prestar declaración ante los diputados Leopoldo Moreau, Cristian Ritondo, Rodolfo Tailhade, José Cano, Eduardo Valdés y el senador Martín Doñate fue Lafuente. Su exposición se extendió durante una hora y nueve minutos. Según pudo saber PeriodismoyPunto:

  • Dijo que su función como director general del Cuerpo era «el reclutamiento y la distribución del personal».
  • Se hizo cargo de la designación del imputado Juan Silveira, ex subjefe de la Dirección Principal de Análisis de Información (Inteligencia) como director de Seguridad, pero aclaró que lo hizo «a propuesta» del entonces director nacional y hoy imputado Emiliano Blanco.
  • Contó que fue a ver al ex vicepresidente Amado Boudou cuando fue detenido, «para ver las condiciones en las que estaba alojado» y que con la jefa del complejo Sonia Álvarez se pusieron «a disposición» de él.
  • Aseguró que se enteró de que «el rey de la efederina», Mario Segovia, estaba siendo vigilado en su celda por el jefe de la Dirección de Análisis de la Información, Cristian Suriano, -también imputado en la causa- quien lo llamó para advertirle que el narco «tenía un celular».

Como contó este portal, las tareas de vigilancia sobre Segovia fueron ordenadas por el juez Villena mediante un oficio dirigido a Blanco. Allí, incluso, el titular del juzgado federal Nº 1 de Lomas de Zamora dispuso el espionaje sobre los dispositivos electrónicos de las visitas del narco.

En relación al supuesto seguimiento online de las unidades donde estaban alojados los presos K, Lafuente comentó que «no» se enteró hasta que el tema tomó estado público. «Como que corre la voz de que sí había. Pero no me consta…», dijo. Mientras que, en relación al testimonio de los testigos de identidad reservada que declararon ante Villena, el penitenciario contó que se enteró por una nota de este portal y negó tener «contacto» con ellos.

Terminada la declaración de Lafuente, llegó el turno de Álvarez. La ex jefa del Complejo Penitenciario Federal 1, quien -según pudo reconstruir PeriodismoyPunto– expuso ante los legisladores por espacio de una hora y cuarto. Escurridiza como su compañero, declaró que:

  • No tenía conocimiento de las operaciones que «mediáticamente están hablando» que se llevaban a cabo en el Módulo Nº 6.
  • Se enteró por los medios que el ex AFI, Alan Ruiz, visitó el penal de Ezeiza. Incluso, enfatizó: «No sé ni quién es, fuera de lo de los medios».
  • Nunca se le sugirió u ordenó -como declaró ante la Justicia el testigo de identidad reservada Nº 1- que no se registrara el ingreso del imputado ex asesor de Blanco, Fernando Carra, al penal de Ezeiza. «Que no lo registre, que no lo anote, no, nadie me dijo nada», afirmó.
  • Las visitas que recibían los «presos K» eran informadas «al director general de Régimen, a Martínez. Si no me contestaba él, a Lafuente. O a Guaymas que era subdirector…» y no a la Dirección de Análisis de la Información.
  • «Nunca» fue notificada de las órdenes judiciales de Villena, que habilitaron la vigilancia sobre Segovia y sus visitas. «Yo me fui de ahí y nunca tuve esas órdenes judiciales de las que tanto hablan (…) nadie vino y me dijo “Acá hay cámaras”. Nunca tuve esas órdenes judiciales», confió.

Consultadas por este periodista, fuentes legislativas definieron a Lafuente y Álvarez como «dos profesionales de la mentira». Calificación refrendada por personal penitenciario, que aseguró a PyP que la ex jefa del CPF Nº 1 no sólo supo de la visita de Alan Ruiz sino que «participó de la recorrida» que Suriano le organizó al ex espía; y que «sabía del monitoreo remoto a Segovia». También, apuntan que Lafuente -a pesar de negarlo ante la CBI- «fue mil veces» a las oficinas de la Dirección de Análisis de la Información, ubicadas en la calle Varela 266, y que sabe más de lo que declaró.

Apoyá a los que luchamos por el derecho a la verdad. En los medios financiados por el poder, difícilmente la encuentres. Hace click acá, y suscribite a PyP.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: