Tras los incendios, la Provincia inyectará en un mes $ 125 millones en asistencia

Las más de 40 mil hectáreas quemadas en las últimas semanas dejaron como saldo una crisis ambiental, productiva y social de proporciones millonarias en el norte cordobés.

Para atacar estos tres frentes la Provincia elaboró un plan de remediación con una inyección de 150 millones de pesos entre ayudas no reintegrables, créditos a tasa cero y la inversión para recuperación de los espacios afectados.

“De los 150 millones de pesos que vamos a destinar para asistir a familias y productores, 125 millones se van a desembolsar en los próximos 30 días. El lunes se estarán entregando las primeras ayudas para subsistencia y estimamos que durante el curso de este mes se activarán las distintas líneas de asistencia”, dijo la ministra de Coordinación, Silvina Rivero.

Publicidad

El Gobierno provincial elaboró un plan que contempla en materia social cuatro tipos de ayudas no reembolsables: asistencia alimentaria de hasta 15 mil pesos de manera mensual, subsidios de 700 y 200 mil pesos en concepto de materiales para la reconstrucción o reparación de viviendas, según el caso, y hasta asistencia de hasta 100 mil pesos para reponer muebles dañados.

En todos los casos los afectados podrán acceder a estos beneficios a partir de una declaración jurada.

En materia productiva para la sustitución de infraestructura dañada por los incendios el plan de medidas prevé un monto no reembolsable de hasta 160 mil pesos y para reposición de capital y trabajo de hasta 150 mil.

Además, a través de la Fundación Banco de Córdoba, se otorgarán créditos a tasa cero de hasta 500 mil pesos, con un año de gracia y a pagar en 24 cuotas mensuales.

Alcance y beneficios

Publicidad

La Provincia estima que son cerca de 600 los grupos familiares que podrán requerir este tipo de ayuda, pero todavía se encuentra realizando el relevamiento con equipos interdisciplinarios en Cruz del Eje y Deán Funes.

“Calculamos que esto alcanzará a unas 300 familias y a 300 productores. Va haber casos de familias que accedan a la asistencia de subsistencia, a la vivienda y también al de recupero del capital productivo. Tranquilamente puede ocurrir que una familia requiera dos o más asistencias”, explicó Rivero.

Desastre. La Provincia declaró esa condición en la zona afectada por los incendios. (La Voz)

La declaración de la zona de desastre le permitió al Gobierno provincial utilizar parte del Fondo Permanente de Atención de Situaciones de Desastre -estimado en 300 millones de pesos- para atender esta situación extraordinaria. Próximamente ese fondo se elevará a mil millones de pesos.

Al decretar el desastre agropecuario, la Provincia eximió del pago del inmobiliario rural por un año a los productores.

El decreto permite activar el resorte de la normativa nacional en esta materia.

Ante la consulta sobre si estaba en los planes extender ese período, Rivero señaló que “la declaración dura un año, luego el Ministerio de Agricultura evaluará la posibilidad de una prórroga”.

A estas acciones hay que sumarle los dos millones de pesos en concepto de Aportes del Tesoro Provincial (ATP) que el Gobierno otorgó a 15 comunas para que hicieran frente a la parte logística, la atención de evacuados y la asistencia a los animales durante el desarrollo de los incendios.

Entre estas dos líneas: la ayuda social y la destinada a los productores la Provincia invertirá 125 millones: 75 millones corresponden a ayudas no reintegrables y 50 millones a créditos a tasa cero.

Desastre. La Provincia declaró esa condición en la zona afectada por los incendios. (La Voz)

Ambiente

Los 25 millones restantes de la inversión total serán destinados a la remediación ambiental.

Durante los próximo dos años la Provincia planea colocar 400 mil plantines de especies autóctonas en las sierras.

Sobre la posibilidad de acceder a una línea verde que financia la remediación Rivero dijo que es un posibilidad, pero no la estudiado aún por lo reciente de la tragedia.

Publicidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: